octubre 27, 2020

Vida saludable en etapas vulnerables

notras.png

Autor: Alexa Lai-Siu Joa Gilbert. Estudiante de 3er año de medicina. Universidad Iberoamericana (UNIBE). Miembro del comité de Salud Pública de la Organización Dominicana de Estudiantes de Medicina (SCOPH – ODEM).

Nacer, crecer, reproducirse y morir, son cuatro sucesos en los que simplificamos el camino que recorren los seres vivos, pero, al menos una de estas áreas resulta ser específicamente relevante en el desarrollo y formación de una persona.

Crecer. El ciclo de la vida nos ayuda a dividir correctamente las diferentes etapas del crecimiento de un ser vivo, el Ministerio de Salud y Protección Social de Colombia promueve la siguiente clasificación: in útero y nacimiento, primera infancia (0-5 años), infancia (6 - 11 años), adolescencia (12-18 años), juventud (14 - 26 años), adultez (27 - 59 años) y vejez (60 años y más)1.

Los/as niños/as en la primera infancia e infancia necesitan de educación, protección y salud para tener una formación integra y un futuro prometedor. Es menester decir que esta etapa es la más vulnerable en la vida de una persona, puesto que no se posee la madurez y el pensamiento crítico para poder tomar decisiones importantes y darle una dirección responsable a la vida. Las desigualdades y la pobreza son solo dos de los factores que abren una ventana permitiéndole el paso a la violencia y a las enfermedades que pueden comprometer el porvenir de esta población.

En los países de ingresos medianos y bajos, 250 millones de niños menores de 5 años corren el riesgo de no alcanzar su potencial de desarrollo debido a la pobreza extrema y al retraso del crecimiento. Comúnmente los niños más desfavorecidos son los que menos posibilidades tienen de acceder a los elementos esenciales para un desarrollo saludable. Por ejemplo, la exposición frecuente o prolongada a situaciones de estrés extremo (como abandono o maltrato) puede activar sistemas de respuesta biológica que, sin la protección adecuada de un adulto, llevan a estrés tóxico, el cual puede repercutir en el desarrollo cerebral. A medida que el niño va creciendo, el estrés tóxico puede acarrear problemas físicos, mentales y conductuales en la edad adulta.2

Por esta razón, para poder tener niños/as felices y saludables, debemos potenciar el cuidado y protección de esta población, que al fin y al cabo, representan el grupo de adultos responsables del futuro.

Referencias:

1. Ciclo de Vida [Internet]. Minsalud.gov.co. [citado el 29 mayo del 2019]. Disponible en: https://www.minsalud.gov.co/proteccionsocial/Paginas/cicloVida.aspx
2. Desarrollo de la primera infancia [Internet]. Unicef.org. [citado el 29 de mayo del 2019]. Disponible en: https://www.unicef.org/es/desarrollo-de-la-primera-infancia

Avatar

Diario Salud Redacción

Publicidad
Publicidad
Publicidad