noviembre 26, 2020

Más allá del mes de octubre y los lazos color rosa

Daniel Paiewonsky. MS3, USMLE STEP 1, Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña (UNPHU)

Siendo el cáncer de mama el primer responsable de las muertes por cáncer del sexo femenino (1), el mes de la concientización sobre las neoplasias del seno se ha visto mermada dada la situación global. El miedo de contraer Sars-cov-2 ahuyenta a los individuos de acudir a centros de salud, las consultas se posponen y disminuyen la cantidad de vacunas aplicadas a la población. 

Esta pandemia desde un punto de vista preventivo secundario tiene repercusión indirecta en contra de los potenciales pacientes oncológicos. Enfermedades como el carcinoma mamario y sus diferentes tipos, cuyo diagnóstico temprano es un factor clave para la supervivencia del paciente se desarrollan desapercibidas. Esto sumado a la tendencia de un aumento en la incidencia durante los últimos años (1,2) crea preocupación epidemiológicamente hablando. 

Según el Observatorio Global de Cáncer, estadísticas más recientes muestran que aproximadamente una de cada dos pacientes que padecen de cáncer de mama terminan falleciendo en nuestro país. (1,5) Esto nos lleva a la siguiente pregunta ¿Por qué estamos tan cerca una tasa de muerte del 50%?

Es cierto que la piedra angular de la prevención es realizarse un examen uno a cada tres años si su rango de edad es desde los 20 a los 30, o anual si se es mayor de 40 (3), pero el accionar individual en caso de que sí exista algo fuera de lo normal es lo que determina hasta cierto punto que pasará a largo plazo con la paciente. 

Evidentemente existe una coyuntura social, económica y cultural que abarrota al dominicano promedio.

  • No todas las pacientes acuden al médico a tiempo. 
  • No todas las pacientes tienen la capacidad de costear quimioterapia, radioterapia, anticuerpos monoclonales o receptores moduladores. 
  • No todas las pacientes tienen la facilidad de llegar o la cercanía a un centro de salud. 
  • La dependencia de un sistema público obstaculiza un tratamiento y diagnóstico apropiado con premura. 

Es condenable abordar estas coyunturas y aludir a nuestra situación como nación a la ligera en cuanto a la perspectiva oncológica. Aun así, la falta de información, podría ser la razón misma del porqué los números arrojan una tasa de mortalidad cercana al 50%. 

De manera general, la ausencia de investigación en el país para el país prácticamente deja a los protagonistas -cuyo rol es el de velar por las políticas públicas y sanitarias, a ciegas. La falta de registros no permite una planificación, esquematización y elaboración de planes de acción correcta y objetiva, y más si hablamos de la salud de la mujer dominicana. Como consecuencia de esto, se da la triste realidad de que el cáncer de mama es tratado en fases avanzadas, siendo una de las barreras principales el acceso a servicios de salud y la falta o ausencia de información pertinente. (4)

Varios países en vías de desarrollo han tratado de imitar las estrategias de salud pública y prevención de los países desarrollados. Lamentablemente éstos no cuentan con los recursos necesarios, la infraestructura, el personal humanitario ni el manejo del paciente dominicano. Como consecuencia no solo terminan con programas de mamografías y tratamientos “oportunistas” cribados, injustos y más costosos, dificultan el diagnóstico, (según World J Clin Oncol.), el tratamiento certero y la pérdida de seguimiento de los pacientes. (4,5)

Para concluir, dicho panorama da lugar a una sola arista positiva: estructurar una política que se apegue y funcione con la realidad dominicana. Los puntos de mejoría existentes podrían ser aprovechados por las autoridades pertinentes, y no solamente limitándose al cáncer de mama, si no también a otras áreas del sector salud.

  1. Global Cancer Observatory. Dominican Republic Fact Sheets [PDF]. 2018 [citado el 16 de octubre del 2020]. Disponible en: https://gco.iarc.fr/today/data/factsheets/populations/214-dominican-republic-fact-sheets.pdf
  1. Organización Mundial de la Salud. Dominican Republic Cancer Country Profile [PDF]. 2014. [citado el 16 de octubre del 2020]. Disponible en: https://www.who.int/cancer/country-profiles/dom_en.pdf
  1. Mark Pearlman, MD; Myrlene Jeudy, MD; and David Chelmow, MD. Breast Cancer Risk Assessment and Screening in Average-Risk Women [PDF]. Julio 2017 [citado el 16 de octubre del 2020]. Disponible en: https://www.acog.org/en/Clinical/Clinical%20Guidance/Practice%20Bulletin/Articles/2017/07/Breast%20Cancer%20Risk%20Assessment%20and%20Screening%20in%20Average-Risk%20Women
  1. World J Clin Oncol. Challenges to the early diagnosis and treatment of breast cancer in developing countries [Internet]. 10 Agosto 2014 [citado el 16 de octubre del 2020]. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4127616/
  1. Diario Libre. República Dominicana, entre los países con la mortalidad más alta por cáncer de mama [Internet]. 27 de septiembre 2019 [citado el 16 de octubre del 2020] Disponible en: https://www.diariolibre.com/actualidad/salud/republica-dominicana-entre-los-paises-con-la-mortalidad-mas-alta-por-cancer-de-mama-MP14399757
Publicidad
Publicidad
Publicidad