octubre 25, 2020

La natación como terapia alternativa en el asma infantil

Autor: Juan Robert De La Cruz Cos. Estudiante de medicina de quinto año de la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña (UNPHU). Miembro del Comité Permanente de Intercambio de Investigaciones (SCORE) de la Organización Dominicana de Estudiantes de Medicina (ODEM).

El asma es una afección crónica que consiste en la inflamación y estrechez de las vías aéreas. Está caracterizado por cuadros de episodios recurrentes de dificultad respiratoria (Disnea) y sibilancias. Adicionalmente, durante estos ataques, el revestimiento de los bronquios se hincha, reduciendo tanto su diámetro, como el flujo de aire que entra y sale de los pulmones (1), perjudicando la calidad de vida del paciente asmático.

A nivel global, el asma es unas de las principales preocupaciones que comprende los problemas de salud pública. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en 2016, se estimó que cerca de 339 millones de personas padecen de asma en el mundo, siendo muy frecuente en niños (1). En Estados Unidos (2015), la National Health Interview Survey (NHIS), registró una prevalencia correspondiente al asma infantil con los siguientes datos (2):

  • Niños indios estadounidenses/ nativos de Alaska: 14.4%
  • Puertorriqueños del continente: 13.9%
  • Afroamericanos: 13.4%
  • Hispanos blancos: 7.4%
  • Asiáticos 5.4%

Por otra parte, también se destacan los principales factores de riesgo que pueden predisponer al padecimiento de asma, basados en las partículas inhaladas que causan reacciones alérgicas, los factores ambientales y la predisposición genética; por ejemplo:

  • Alérgenos intradomiciliarios (Ácaros del polvo, alfombras, muebles), y extradomiciliarios (Pólenes y mohos)  
  • Irritantes químicos
  • Humo del tabaco
  • Contaminación atmosférica 
  • Medicamentos, como la aspirina, y otros antiinflamatorios no esteroideos o los betabloqueadores.

Con respecto al estilo de vida, el sedentarismo también se considera un factor de riesgo, debido a que el asma está presente en infantes con poca actividad física. Este factor debe tomarse en cuenta, ya que la práctica de cualquier ejercicio de tipo aeróbico es beneficioso en pacientes asmáticos, disminuyendo inclusive, la necesidad de ingresos hospitalarios (3). Entre las actividades de recreación mas

convenientes, que pueden desempeñarse como una terapia alternativa para el asma, se hace referencia a la natación.

Por lo tanto, debido a que las crisis asmáticas se pueden producir en ambientes fríos y secos, las condiciones de calor y humedad bajo las que se practica la natación, hacen que sea recomendable en asmáticos de corta edad (3). Entre los beneficios de la natación en estos pacientes, se mencionan: 

  • Favorece la tonificación de los músculos superiores, y al desarrollarse en posición horizontal, ayuda a la movilización y expulsión del moco albergado en el fondo de los pulmones.
  • En caso de practicarla a corta edad, mejora la condición física del paciente y disminuye la carga sintomática, acondicionando los músculos respiratorios a ejercicio físico constante.
  • El ejercicio aeróbico en piscinas cubiertas climatizadas, se considera una variable para prevenir crisis asmáticas causadas por el esfuerzo físico de cualquier tipo.
  • Disminuye las deformidades en el pecho, mejora la respiración por la vía bucal; de igual modo disminuye los ronquidos. 
  • Incrementa la capacidad pulmonar y el estado cardiopulmonar.

Pese al beneficio de la natación en niños asmáticos, se debe tener precaución con posibles efectos dañinos que pueden apreciarse en piscinas cubiertas. La exposición al cloro conlleva a efectos perjudiciales para las vías aéreas, aumentando el riesgo de sufrir de asma e incrementando los síntomas de la misma enfermedad. Este efecto negativo parece aumentar sistemáticamente a partir de estancias acumuladas mayores a 100 horas antes de los 7 años de edad (3,4).  

Asimismo, los asmáticos son sensibles a los gases irritantes. La aspiración o ingesta de estas sustancias, alteran las barreras epiteliales de los pulmones, desencadenando lesiones pulmonares y efectos crónicos de las vías respiratorias (3,4), como se mencionó anteriormente.

Cabe destacar que, en la infancia, el organismo aún está en desarrollo, por lo tanto, el cuerpo es sensible a los efectos de productos de cloración y a los gases provenientes de las piscinas. En el caso del reflejo glótico, el cual se manifiesta en los primeros 6 meses de vida, consiste en el cierre automático de la glotis, impidiendo que se ingiera agua clorada, de tal forma que, disminuye los riesgos de padecer de asma en un futuro, pese a tener las vías aéreas en fase de desarrollo (4).

En definitiva, la natación es un deporte recomendado como terapia alternativa para niños asmáticos, debido al ambiente en el cual se practica. Dicha actividad mejora la calidad de vida del paciente, previniendo posibles crisis asmáticas, o disminuyendo la carga sintomática de la enfermedad como tal. Por consiguiente, se deben fortalecer las regulaciones en cuanto a los controles de aire y mejoras de ventilación en las piscinas para reducir los niveles de exposición de los productos químicos empleados para la desinfección del agua, para prevenir posibles complicaciones en los niños que padecen de asma.

Referencias bibliográficas:

(1): Asma [Internet]. Who.int. 2020 [cited 2 October 2020]. Available from: https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/asthma

(2): Kliegman R, Geme lll J. Nelson. Tratado de Pediatría. 21st ed. Barcelona: Elsevier; 2020.

(3): Rendón Morales P, Guerrero González E, Aguirre Obando E, Noroña Casa L, Betancourt Mejía E, Vaca García M. Beneficios de la natación en el asma. Revista Cubana de Investigaciones Biomédicas. 2017;36(2).

(4): Sailema Torres Á, Sailema Torres M, Garcés Mosquera J, Mallqui Quisintuña V, Pérez Constante M, Vaca García M. Efectos negativos de los deportes acuáticos en el asma. Revista Cubana de Investigaciones Biomédicas [Internet]. 2017 [cited 3 October 2020];36(2):102-110. Available from: https://www.medigraphic.com/pdfs/revcubinvbio/cib-2017/cib172t.pdf

Avatar

Diario Salud Estudiantil

Publicidad
Publicidad
Publicidad