octubre 25, 2020

VIH : Una carrera de resistencia farmacológica

Winifer Araujo Encarnación, estudiante de medicina de sexto año. Universidad  Autónoma de Santo Domingo (UASD). Miembro del Comité Permanente de Intercambio  de Investigaciones (SCORE) de la Organización Dominicana de Estudiantes de  Medicina (ODEM). 

Para la mayoría de las personas que viven con el VIH, la terapia antirretrovírica es  sumamente eficaz en el tratamiento de este virus, ya que les permite tener una vida  más prolongada y sana. Sin embargo, el VIH es un virus complejo que puede  adaptarse y sufrir mutaciones rápidamente. Sin embargo, cada vez son más los  pacientes que sufren las consecuencias de la resistencia a los medicamentos. 

La capacidad del VIH para mutar y reproducirse en presencia de fármacos  antirretrovirales es lo que se conoce como farmacorresistencia del VIH. La  farmacorresistencia es más propensa a aparecer cuando una persona no puede o no  toma sus medicamentos tal y cómo se le ha prescrito. Una vez que se ha desarrollado  la resistencia, la cepa resistente del virus puede transmitirse de una persona a otra. La  resistencia a los fármacos puede resultar en un fracaso del tratamiento, lo que  significa que los medicamentos ya no pueden mantener el virus bajo control. Si esto  ocurre, será necesario aplicar un régimen de tratamiento antirretrovírico alternativo. (1) 

En los últimos años, el rápido incremento del acceso a medicamentos antirretrovirales  (TAR) a escala mundial para la infección del VIH en países de recursos limitados ha  aumentado y de la misma forma ha hecho que la farmacorresistencia del VIH (FR-VIH)  se haya convertido en una importante cuestión de salud pública. (2) 

Un informe de la OMS sobre la farmacorresistencia del VIH publicado en 2017 muestra  que, en seis de los 11 países evaluados en África, Asia y América Latina, más del 10%  de los individuos que empiezan a tomar un tratamiento antirretroviral (TAR) son  portadores de una cepa resistente a algunos de los fármacos más utilizados contra este  virus. (3) 

Un estudio de análisis en casi 2000 personas con datos de FR-VIH que habían  experimentado un fracaso del tratamiento después de someterse a un tratamiento de  primera línea contra el VIH con una farmacoterapia recomendada por la OMS realizado  por la revista médica Lancet Infectious Diseases publicó un estudio llevado a cabo por  el TenoRes Study Group arrojó que hay más resistencia al tenofovir de la que se había reportado anteriormente. Lo que sugiere que el tenofovir puede ser la causa del fracaso  del tratamiento en más de la mitad de las personas en las que se detecta dicho  problema durante el tratamiento de primera línea. (4) 

Para culminar, estar documentados sobre el mecanismo de resistencia del VIH ante  los (TAR) es de suma importancia ya que podemos educar mejor a nuestros pacientes  y hacerlos conscientes sobre las consecuencias de la no adherencia a su esquema de  medicamentos al mismo tiempo que estaríamos ayudando a la cartera sanitaria a  ahorrar muchos recursos económicos pues paciente que se apega a su tratamiento  paciente que no tendremos que posteriormente aplicarle un tratamiento de segunda línea,que dicho sea de paso son muchos más costosos y por último pero no menos  importante, estamos salvaguardando el bienestar del paciente al vigilar más de cerca  su evolución con dicho tratamiento.  

Referencias:  

1.Monitoreo global del sida 2017. OMS/ONUSIDA. 2017 

2.Abordaje de la farmacorresistencia del VIH.OPS/OMS. 2017 

3.VIH y farmacorresistencia. ONUSIDA. Febrero 2017 

4.Guidelines on the public health response to pretreatment HIV drug resistance.  Ginebra: Organización Mundial de la Salud; 2017

Avatar

Diario Salud Estudiantil

Publicidad
Publicidad
Publicidad