noviembre 24, 2020

¿Un asesino nace o se hace? Parte #1

 

¿Qué pasa con un niño que experimenta abuso desde pequeño?

-Presentan conductas de internalización como ensimismamiento, tristeza, aislamiento, tristeza y depresión.
-Presentan conductas de externalización, hiperactividad, agresividad y explosiones de ira.

Los que experimentan tanto abuso como negligencia tienen un mayor riesgo de infligir dolor a otros y abuso físico, ya que la exposición a violencia intrafamiliar son los predictores más consistentes y confiables de violencia juvenil.

Factor número 2. Historial de abandono, ya sea real o haya una percepción de ella.
Para el Joker esta persona era su papá, el cual lo abandonó. Independientemente de que esto haya pasado o no, este personaje ya tenía una percepción de que hubo un abandono.

El abandono ya sea percibido o real tiende a generar ira, tristeza, dolor, envidia por la familia reemplazada, vacío, sensación de injusticia y búsqueda desesperada de atención.

Factor número 3. Cuidador primario con dificultades de salud mental.

-Provoca distorsión de la realidad y una infancia psicotizada.
-Percepción de inestabilidad constante y mundo cambiante.
-Desconfianza e hipervigilancia del entorno.
Las sintomatologías frecuentes en niños criados por cuidadores primarios con condiciones mentales importantes son:
-Funcionamiento social inadecuado
-Pobre regulación emocional
-Cambios de humor
-Aislamiento social

Factor número 4. Bullying, rechazo social y maltrato físico y psicológico por condición mental.

Esto provoca depresión, ansiedad, baja autoestima, comportamiento de autolesión, uso de sustancias, agresividad y el involucramiento de crímenes y actos de violencia.

Las personas con condiciones de salud mental reciben bullying con mayor frecuencia y son más propensos a sufrir sus efectos negativos.

Factor número 5. Factores psicológicos agravantes, es decir, sociales y culturales.

Los cuales pueden ser:
-Pobreza, resentimiento social, falla del sistema de apoyo y comunidad e injusticias sociales.

La suma de estos factores no es igual al resultado final del personaje. Pero todos estos factores incrementan la probabilidad de este resultado.

Por lo tanto, ¿Un asesino nace o se hace? ¿Se nace con un trastorno mental o se desarrolla?

Pues ya analizados los factores anteriores, y como pudo plantear el Psicólogo Clínico César Fernández, debe existir una interacción multifactorial entre la información genética y el entorno.

Si hay una predisposición genética la persona es más vulnerable a desarrollar un trastorno, el cual puede ser desencadenado por factores y experiencias que se den a lo largo de la vida.

En las próximas publicaciones se tratarán los puntos de vista de los demás expositores; el psicólogo clínico Nicholas Higgins, y el Médico Psiquiatra Luis Geraldino.

Referencias bibliográficas:

1. El Joker al diván. Semana [Internet]. (2019), Oct. [Citado el 11 de enero, de 2020] Disponible desde: https://www.semana.com/vida-moderna/articulo/perfil-psicologico-del-joker-el-villano-de-batman/637410

Publicidad
Publicidad
Publicidad