noviembre 26, 2020

Salud mental en la cuarentena

Autora: Saray Cordero Spencer, estudiante de 5to año de medicina. Universidad Iberoamericana (UNIBE). Miembro del Comité Permanente de Intercambios Profesionales (SCOPE) de la Organización Dominicana de Estudiantes de Medicina (ODEM). 

La pandemia ocasionada por el coronavirus o también conocido como COVID-19, una enfermedad muy infecciosa, está afectando de manera rápida a miles de personas en cualquier parte del mundo. Debido a su acelerado crecimiento y la falta de información sobre este virus, no se ha podido manejar al cien por ciento ya que no se ha descubierto una terapia totalmente eficaz para su erradicación. Por lo que, como parte de las medidas tomadas contra el virus para reducir su propagación, se ha establecido cuarentenas en diferentes lugares del mundo.

Por definición, una cuarentena es el aislamiento por cualquier motivo impuesto a una o más personas. Esto implica la restricción de movimiento, distanciamiento social o físico, confinamiento, en general, limitar el contacto cercano con otras personas. El estar todo el tiempo en casa o confinado, sin poder llevar la rutina cotidiana, con ausencia de contacto social, causa estragos en el bienestar emocional que pueden manifestarse a largo plazo. Aunque todos reaccionemos de manera distinta a la actual situación, el estrés, los temores de infección, la frustración, el aburrimiento, el suministro inadecuado, la falta de información, pérdidas de poder adquisitivo y el estigma ligado de poder infectar a terceros está causando una afeccion psicologica tan grande que algunos especialistas advierten que puede ocasionar otra crisis mundial, esta vez de salud mental. 

Por esto, además de reconocer las amenazas físicas, algo que debemos ponderar es como todo esto afecta psicológicamente a cualquier individuo, sin importar edad o género, independientemente de si padezca una enfermedad mental, y que se puede hacer contra ello. 

El Colegio Oficial de la Psicología de Madrid publicó varias medidas a tomar para reducir el impacto en la salud mental, y cómo lidiar con las diferentes emociones durante la cuarentena. Lo primero es comprender la realidad, entender y aceptar que lo que está pasando no solo te pasa a ti sino a todos. Hacer lo correcto al permanecer en casa y asumir que esa es la mejor contribución de tu parte en combatir esta pandemia. Planificar la nueva situación, esto abarca modificar o crear rutinas, analizar qué podemos hacer y qué no, buscar ideas de como pasar tu tiempo, y más.  Informarse adecuadamente, es también primordial. 

Obtener la información necesaria y oficial, para así evitar la confusión y preocupación innecesaria. Tener en cuenta que todos los extremos son malos, por lo que sobreinformación tiende a ser contraproducente y puede provocar la difusión de informaciones erróneas o rumores. Seguir el contacto con sus familiares y amigos, más aún si se encuentran en aislamiento solos. Mantener la comunicación ayuda a no sentirse tan desconectados del mundo y a reconocer que los sentimientos de angustia, miedo pueden ser compartidos. Hacer deporte, retomar viejos pasatiempos o buscar nuevos, esto y más son unas de las tantas cosas que se pueden implementar para ayudarte a sobrellevar mejor la cuarentena. 

La capacidad del ser humano de adaptarse a cualquier situación que se les presente es magnífica. Muchos tienen la capacidad de hacerlo más rápidamente que otros y eso es totalmente normal. Si necesitas ayuda para soportar la cuarentena, te incito a buscarla. Tan simple como hablar con un familiar o amigo, investigar en el internet o en libros, pueden marcar la diferencia en ti y en los tuyos. No es necesario que salgas con una meta cumplida en esta cuarentena o que te sientas mal porque pienses que no has hecho nada. Recuerda que no es una competencia. Cada quien es diferente y el simple hecho de que porque estamos en aislamiento y tenemos todo este nuevo tiempo libre no significa que debamos de salir superiores a lo que éramos. 

Hay que entender que muchos están pasando por duelo por pérdida de familiares, otros su mecanismo de defensa es ahogarse en el trabajo o un proyecto nuevo y otros simplemente piensan en que harán cuando todo vuelva a la normalidad. Lo importante aquí es entender que te hace bien a ti y a los que te rodean, nutrir tu bienestar mental para que así puedas ayudar a los demás a conservar el suyo. Y para concluir, esta frase que describe exactamente lo que quiero dejar dicho: “En este momento, hay mucho tiempo. En este momento, usted es, precisamente, como debe ser.”

Referencias

1. Filgueira B. Cuarentena: cómo lidian con la incertidumbre, el estrés y la ansiedad aquellos con afecciones mentales preexistentes [Internet]. Infobae. 2020 [citado 16 Mayo 2020].

2. Impacto psicológico de la cuarentena por la COVID-19 en la salud mental y posibles recomendaciones - Psicoevidencias - Portal de gestión del conocimiento del Programa de Salud Mental de Andalucía [Internet]. Psicoevidencias.es. 2020 [citado 16 Mayo 2020].

3. Cómo reducir el impacto en tu salud mental por la cuarentena y el estado de alarma por el coronavirus - Maldita.es [Internet]. Maldita.es — Periodismo para que no te la cuelen. 2020 [citado 16 Mayo 2020].

Temas :
Publicidad
Publicidad
Publicidad