septiembre 18, 2020

Penicilina: Una serendipia

Winifer Araujo Encarnación, estudiante de medicina de sexto año. Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD). Miembro del Comité Permanente de Intercambio de Investigaciones (SCORE) de la Organización Dominicana de Estudiantes de Medicina (ODEM).

Muchos de los grandes descubrimientos en la ciencia se originan casualmente. Tal es el caso de lo ocurrido con el hallazgo de la penicilina Y es que, en 1928, el investigador Alexander Fleming protagonizó un acontecimiento que cambiaría el curso de la historia de la Medicina y abrió las puertas a la revolución antibiótica.

El nacimiento oficial y reconocido de la Penicilina se da en septiembre de 1928, por Alexander Fleming.  La historia cuenta que había vuelto de unas vacaciones cuando se dio cuenta de que en una placa de Petri las colonias de la bacteria Staphylococcus aureus no crecían en unas zonas de cultivo que habían sido contaminadas accidentalmente por un moho verde. Aisló el moho (Penicillium notatum), lo cultivó y descubrió que producía una sustancia capaz de matar muchas bacterias comunes. (1)

En 1929 Fleming publicó sus hallazgos sobre la penicilina. A pesar de la importancia potencial de la noticia, el hallazgo pasó algo desapercibido. Durante la década siguiente, envió el moho a quien se lo solicitara con la esperanza de que otro lo lograra y fueron Ernst Chain y Howard Florey quienes lo logran el 25 de mayo de 1939.  (2)

No fue hasta 1943 cuando la penicilina se sometió a ensayos clínicos. Su primer uso a gran escala se dio durante la Segunda Guerra Mundial para tratar a los soldados heridos. Y en 1945, el Premio Nobel de Fisiología o Medicina se otorgó conjuntamente a Alexander Fleming, Ernst Chain y Howard Florey, por el descubrimiento de la penicilina y su efecto curativo en diversas enfermedades infecciosas. (3)

A 92 años de su invención, la penicilina sigue siendo uno de los antibióticos de primera elección, más efectivos y usados en la terapéutica de infecciones. Como médicos en formación el conocimiento del uso apropiado de este antibiótico nos ayudará a tratar efectivamente un gran espectro de patologías infecciosas bacterianas aportando ventajas farmacológicas y microbiológicas inigualables. 

Referencias bibliográficas: 

1-Velásquez. Farmacología Básica y Clínica. 17va edición. Editorial Médica Panamericana, 2005.

2- Acuña G. Descubrimiento de la penicilina: un hito de la medicina. Revista médica CLC. 2002; 13 (1):1-6

3- Historias para recordar: el descubrimiento de la penicilina. Cámara argentina de especialidades médicas.2019. [Consultado el 2 de Julio 2019] Disponible en : https://www.caeme.org.ar/historias-para-recordar-el-descubrimiento-de-la-penicilina/

Avatar

Diario Salud Estudiantil

Publicidad
Publicidad
Publicidad