noviembre 27, 2020

Los cepillos de dientes

Autor: Beatriz Adriana Villanueva Collins. Especialista en Ortodoncia y Ortopedia Maxilofacial. UPAEP/CME

El cepillo de dientes es el instrumento más importante para mantener una buena higiene buco-dental, es el encargado de eliminar los restos de los alimentos después de comer, eliminar la placa dentobacteriana, el cepillo es el que evita la acumulación del sarro, y así mismo, evita se formen las caries.

En el mercado encontramos diversos tipos de cepillos para la higiene bucal, están los convencionales que son por lo regular rectangulares, o redondeados y con cerdas perpendiculares, los eléctricos que los hay de diferentes marcas,  precios, modelos y con diferentes aditamentos incluidos en los paquetes, encontramos también los interproximales llamado también interdental con forma de cuello de botella usados para los espacios entre los dientes o durante la Ortodoncia, los periodontales que sirven para eliminar la placa dentobacteriana de debajo de las  encías, estos  cuentan con solo dos tiras de filamentos largos usados también en la Ortodoncia, y nos encontramos también con los cepillos infantiles, que cuentan con una cabeza mas pequeña que los fabricados para los adultos y sus cerdas son más suaves para asi evitar daños en la boca de los pequeños.

Entre las diferentes características de un cepillo a otro en tamaño y forma los tenemos fabricados con cerdas rígidas o suaves , los de cerdas duras, que se recomiendan para personas que gozan de una buena salud bucodental y sin padecimiento de sensibilidad; los encontramos también de cerdas  suaves, indicados para pacientes que sufren enfermedades de las encías y presencia de dolor ya que ejercen menor presión que los de cerdas rígidas.

Uno de los principales problemas que influyen para no llevar una higiene dental adecuada es la falta de tiempo que requiere un cepillado correcto, para estos casos se recomiendan los cepillos eléctricos que son de gran apoyo para  las personas que de forma manual, no realizan el cepillado adecuadamente, los cepillos eléctricos facilitan el retiro de los restos de alimento y reducen el tiempo de cepillado para hacerlo sin esfuerzo. 

No debemos restar eficacia a los cepillos manuales, existen de gran variedad en tamaños, formas, texturas, dureza, longitud y disposición de cerdas, lo cual los hace muy adaptables a las necesidades de cada quien, escogiendo el que mejor se adapte a nuestras necesidades y padecimientos, edad, forma y posición de nuestros dientes, incluyendo el tamaño de nuestra boca.

Entre las recomendaciones para tener una buena higiene buco-dental mencionamos que  es necesario que el cepillado sea realizado de forma suave, escoger el cepillo adecuado, limpiarnos los dientes después de cada comida, cambiar el cepillo cada tres meses, complementar el cepillado con el uso del hilo dental, cepillar la lengua también es muy importante.

Todos los aditamentos y substancias que usemos para nuestra higiene bucal deben de respetar la integridad de nuestros dientes y tejidos que le rodean, ninguno debe causarle daño a nuestra cavidad bucal.

Publicidad
Publicidad
Publicidad