septiembre 18, 2020

Hipertensión arterial: Factores de riesgo y prevención

La hipertensión arterial (HTA) es una de las enfermedades y/o factor de riesgo más frecuente, silente y mortal en el mundo, es conocida como la ‘‘Asesina silenciosa’’ debido a que muchos pacientes no presentan ningún síntoma de la enfermedad, resultando difícil establecer un diagnóstico, por lo que muchas veces, el diagnóstico ocurre por la complicación, pudiendo deteriorar rápidamente el organismo sino se trata y previene a tiempo. 

¿Qué es la Hipertensión arterial? 

Según la organización mundial de la salud (OMS) es la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias (vasos sanguíneos de diferente grosor que conducen sangre rica en oxígeno) al ser bombeada al corazón. Cuanto más alta es la tensión, más esfuerzo tiene que realizar el corazón para bombear. (1) 

La tensión arterial de un adulto sano es de 120 mmHg cuando el corazón se contrae (tensión sistólica) y de 80 mmHg cuando el corazón se relaja (tensión diastólica). Si la tensión sistólica es igual o superior a 140 mm Hg y/o la tensión diastólica es igual o superior a 90 mm Hg, la tensión arterial se considera alta o elevada. (2) 

Existen múltiples factores que predisponen o aumentan la posibilidad de padecer de hipertensión arterial (HTA). Muchas personas no saben de ellos, por lo que es muy importante conocerlos y comprender si pueden o no modificarse, para reducir el riesgo, prevenirlos y tener un cuidado óptimo de la salud.

¿Cuáles son los factores de riesgo que pueden desencadenar niveles tensionales elevados? 

Lo primero que tenemos que saber, es que los factores de riesgo se clasifican en: modificables (aquellos sobre los que podemos actuar o prevenir) y no modificables (aquellos sobre los que no podemos influir). Entre los factores de riesgo no modificables están: 

Edad 

Mientras más edad tenga, más probabilidades tendrá de tener niveles tensionales elevados. A medida que envejecemos, nuestros vasos sanguíneos pierden gradualmente parte de su elasticidad, lo que puede contribuir al aumento de la presión arterial. Sin embargo, los niños también pueden desarrollarla. (3) 

Historia familiar y genética

Existe una mayor probabilidad de desarrollar hipertensión si familiares consanguíneos cercanos la padecen. Numerosos genes diferentes están relacionados con un ligero aumento en el riesgo de desarrollar esta enfermedad. Algunas investigaciones sugieren que ciertos cambios en el ADN a medida que el feto se desarrolla en el útero pueden también conducir a hipertensión arterial con el paso del tiempo (2). Este factor de riesgo aumenta cuando es combinado con un estilo de vida poco saludable (Ej.: tabaquismo, dieta desequilibrada, entre otros), por eso el historial de salud familiar es una herramienta útil para comprender los riesgos para la salud y prevenir las enfermedades. (4)

Sexo

Durante las primeras décadas de vida hasta aproximadamente los 64 años, los hombres tienen más probabilidades de tener hipertensión que las mujeres, sin embargo, es a partir de los 65 años o más cuando la probabilidad es mayor en las mujeres. (3)

Raza

La población de raza negra, tienden a tener presiones más elevadas que la población blanca a la misma edad. También existen diferencias entre un lugar geográfico y otro (5). Los afroamericanos tienden a desarrollar presión arterial alta con más frecuencia que las personas de cualquier otro origen racial (2). En ellos la hipertensión tiende a ser más grave por lo que algunos medicamentos son menos efectivos. Durante el embarazo, las mujeres afroamericanas tienen más probabilidades de desarrollar preeclampsia. (2) 

Los factores de riesgo modificables son aquellos que podemos manejar o controlar de acuerdo con nuestro estilo de vida: 

  • Exceso de peso y obesidad: El aumento de peso significa que su corazón debe trabajar más para bombear sangre y oxígeno alrededor de su cuerpo. Hace ejercer una presión adicional sobre su corazón y sistema circulatorio que puede causar serios problemas de salud. 
  • Sedentarismo: No realizar suficiente actividad física como parte de su estilo de vida aumenta el riesgo. La actividad física es excelente para el corazón y el sistema circulatorio en general.
  •  Ingesta de alcohol: El consumo regular y abundante de alcohol puede causar muchos problemas de salud, como insuficiencia cardíaca, accidente cerebrovascular y latidos cardíacos irregulares (arritmia). Puede hacer que su presión arterial aumente drásticamente y también puede aumentar su riesgo de cáncer, obesidad, alcoholismo, suicidio y accidentes. (3)
  • Tabaquismo: Fumar puede alterar la función del corazón y los vasos sanguíneos. La nicotina eleva la presión sanguínea y la inhalación de monóxido de carbono que se produce al fumar tabaco, reduce la cantidad de oxígeno que puede transportar la sangre.
  • Malos hábitos alimentarios: Comer alimentos poco saludables con frecuencia, especialmente aquellos con demasiado sodio y poco potasio (el potasio se encuentra en alimentos como: las bananas, papas, frijoles y yogurt). Las personas con enfermedad renal crónica, diabetes o síndrome metabólico, son más sensibles a la sal en su dieta.

Entonces ¿Cómo se puede prevenir o reducir el riesgo de padecerla?

La hipertensión arterial es una condición que predispone a insuficiencia cardiaca e insuficiencia renal, enfermedad coronaria, enfermedad vascular periférica, enfermedades cerebrales y oculares, por lo que, lo más importante es tratar de controlar y mejorar los factores de riesgo modificables, aquí algunas recomendaciones:

  • Reducir la ingesta de sal (menos de 5 g diarios)
  • Consumir más frutas y vegetales
  • Mantener una actividad física regular
  • Evitar el consumo de tabaco 
  • Maneje el estrés 
  • Trate de dormir y descansar lo más posible
  • Eliminar o reducir el consumo de alcohol
  • Limitar la ingesta de alimentos ricos en grasas saturadas
  • Eliminar o reducir las grasas trans de la dieta. 
  • Visitar regularmente su doctor para realizar exámenes de rutina 

Si cuidamos de la salud aplicando éstas y otras recomendaciones de nuestro médico, no solo trabajaremos para tener un sistema cardiovascular en óptimas condiciones sino que también tendremos un organismo completamente más saludable. 

Referencias bibliográficas:

1- Organización mundial de la salud (OMS). [Internet]. Hipertensión. [Citado 25 Jul 2020]. Disponible en: https://www.who.int/topics/hypertension/es/#:~:text=OMS%20%7C%20Hipertensi%C3%B3n&text=Although%2020%25%20of%20the%20population,underserved%20by%20the%20healthcare%20system.

2- National heart, lung, and blood institute (NIH). [Internet]. High Blood Pressure. 08 mayo 2020. [Citado 27 Jul 2020]. Disponible en: https://www.nhlbi.nih.gov/health-topics/high-blood-pressure 

3- American Heart Association. [Internet]. Know Your Risk Factors for High Blood Pressure. Dic 2017 [Citado 27 Jul 2020]. Disponible en: https://www.heart.org/en/health-topics/high-blood-pressure/why-high-blood-pressure-is-a-silent-killer/know-your-risk-factors-for-high-blood-pressure

4-Center for disease, control and prevention (CDC). [Internet]. Know Your Risk for High Blood Pressure. 24 feb 2020 [Citado 28 Jul 2020]. Disponible en: https://www.cdc.gov/bloodpressure/risk_factors.htm

5- Kunstmann S, Kauffmann R. Hipertensión Arterial: factores predisponentes y su asociación con otros factores de riesgo. Rev. Med. Clin. Condes. [Internet]. Abril 2005 [Citado 25 Jul 2020]. 16 (2) 71 – 74. Disponible en: http://www.clc.cl/clcprod/media/contenidos/pdf/MED_16_3/HipertensionArterialfactores.pdf

Avatar

Diario Salud Estudiantil

Publicidad
Publicidad
Publicidad