septiembre 19, 2020

Errores comunes en la toma de la presión arterial

Autor: Diego A. Pagán Santos, estudiante de 5to año de la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña (UNPHU) y miembro activo del Comité Permanente de Intercambio Profesional (SCOPE) de la Organización Dominicana de Estudiantes de Medicina. 

​La evaluación de la presión arterial es un proceso esencial para mantener una salud cardiovascular en óptimas condiciones. Esta es usada primordialmente para la detección y el manejo adecuado de la hipertensión arterial, pero no exclusivamente de esta. En el campo de la medicina el monitoreo de la presión arterial se utiliza prácticamente para todo, desde un simple chequeo médico rutinario, hasta emergencias médicas, e incluso en nuestros propios hogares a familiares y amigos por diversas razones. Por esta razón es necesario conocer cuáles son los errores más comunes a la hora de tomar estos valores arteriales.  

La toma correcta de la presión arterial es esencial para poder obtener resultados confiables y constantes a la hora de tomarla. El fallar en alguno de sus pasos a seguir conlleva a una lectura errónea y a un posible mal diagnóstico reportado. Según las guías actuales la presión arterial considerada normal es una presión sistólica menor de 120 mmHg, acompañada de una presión diastólica menor de 80 mmHg. Valores superiores a estas cifras comienzan a ser reportados como prehipertensión e hipertensión arterial respectivamente. He aquí la importancia de conocer los errores más comunes a la hora de tomar la presión arterial, de manera que podamos estar al tanto de ellos, y poder tomar valores consistentes y precisos cada vez que necesitemos tomar la presión arterial.

Entre los errores más comunes comenzamos por mencionar el mal posicionamiento del paciente a la hora de la toma de la muestra. La espalda del paciente debe estar recostada de una superficie plana y los pies firmemente puestos en el suelo, sin estar cruzados. El paciente debe estar descansado sin moverse por un mínimo de 3 minutos. Todo esto son cosas que usualmente pasamos por alto muchas veces por la prisa de la situación o la dolencia del paciente, si estos no están posicionados en la forma correcta y se prosigue con la toma de la muestra nos podría alterar significativamente los valores de la toma. 

Comúnmente suelen tomar la presión agarrando el brazo, cuando lo correcto es que el codo del paciente esté sobre una superficie plana, localizado a nivel del corazón lo que nos lleva a otro error común, el tomar la muestra con el brazo inclinado hacia arriba por encima del nivel del corazón. Esto aumenta en un 10% o hasta 15 mmHg superiores a el valor real de la presión sistólica. El brazalete debe estar colocado a 2 dedos por encima de la articulación del codo, el colocar el brazalete en la misma articulación causará una zona de mayor presión colapsando aún más la arteria braquial y retrasando la audición de los sonidos arteriales, dando presiones mínimas más bajas de la real. El no colocar centricamente el brazalete sobre la arteria, es otro error común. Este conlleva a sobre inflar el brazalete para obliterar la arteria, reportándose valores más altos sistólicos, al igual que realizar la toma, presionando con la mano el mismo brazalete, un error muy común cuando el brazalete usado no es del tamaño adecuado y no se sostiene en el brazo del paciente. Esto nos lleva a otro error bastante frecuente, y es la toma de la muestra con un brazalete del tamaño equivocado. Estos brazaletes vienen desde muy pequeños a nivel pediátrico, hasta grandes para personas de gran tamaño. El tomar una muestra de presión arterial con un brazalete del tamaño equivocado generará una toma de valores erróneas por parte del personal encargado de esta. El estetoscopio se debe colocar sobre la piel directamente encima de la arteria braquial. El colocar el estetoscopio por encima de la ropa del paciente muchas veces lo hacen por el tipo de ropa que este trae, y esto dificulta el escuchar correctamente los latidos, una vez comienzas a desinflar el brazalete.

De forma correcta se debe inflar el brazalete hasta alcanzar los 80 mmHg palpando el pulso de la arteria radial con la otra mano, luego se aumenta de 10 en 10 los mmHg hasta dejar de sentir el pulso de la arteria radial. De esta manera evitamos sobre inflar el brazalete. Luego se va desinflando en un ritmo de 2mmHg hasta tomar nota cuando el pulso radial reaparece. Una vez se haya logrado determinar estos valores, es que podemos proseguir con el estetoscopio. Comúnmente este paso lo omitimos y vamos directamente al uso del estetoscopio, siendo este paso anterior de suma importancia. Por último pero no menos importante cabe destacar el error humano del examinador, usualmente tenemos preferencia por registrar como dígito terminal con 0 y 5. No siendo estos los valores reales a causa de que el examinador tiende a redondear los valores. 

Como médico en formación el conocer estos errores que muchas veces pasan desapercibidos, lleva a que la próxima vez que estemos ante la situación de tomar la presión arterial de nuestro paciente, no los cometamos y presentar un mejor desenvolvimiento. Con práctica y atención a lo que hacemos, podemos mostrar consistentemente valores reales correctos una y otra vez, llevando de esta manera a un correcto diagnóstico y buen manejo de nuestro paciente.

1. Dianne Pickering, Sue Stevens. How to measure and record blood pressure. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3936692/ (accessed 12 February 2020).

2. . Sphygmomanometer. https://www.practicalclinicalskills.com/sphygmomanometer (accessed 12 February 2020).

Avatar

Diario Salud Redacción

Publicidad
Publicidad
Publicidad