octubre 27, 2020

Cuidando del (futuro) doctor: recordando el tiempo propio

doctor.jpg

Autora: Estefanía Henríquez Luthje. Estudiante de medicina de quinto año del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC).

¿Cuándo fue la última vez que programaste en tu agenda “me time” (tiempo propio)?

En múltiples ocasiones durante estos cuatro años de carrera he podido ver cómo mis compañeros abandonan actividades extracurriculares, pasatiempos de toda la vida y otras pasiones con la justificación de “yo soy estudiante de medicina, no tengo tiempo para eso”. Aunque no es sorpresa para nadie que estamos en un camino altamente demandante ¿realmente vale la pena entregarse física y emocionalmente a la formación profesional mientras dejamos atrás aquello que nos hace feliz no importa qué?

Aunque el “me time” es una parte muy importante del autocuidado, este tiempo va más allá del que dedicamos a dormir lo suficiente, a la alimentación balanceada y a vencer el sedentarismo. El “me time” consiste en dedicar tiempo para estar contigo, para recargarte y hacer esas cosas que te gustan “solo porque sí”, sea solo o acompañado. Son aquellas actividades no estructuradas que no necesariamente aportan de forma directa a tus metas, pero que te desconectan de la rutina y que te mantienen en expectativa durante el día de trabajo.

¿Cuántas veces has rechazado planes con tus amigos porque un examen se acerca, pero terminas haciendo cualquier otra cosa menos estudiar? Decirnos a nosotros mismos que no tenemos tiempo para hacer lo que nos gusta porque debemos cumplir con compromisos académicos y profesionales puede indirectamente sabotear nuestras metas en esos ámbitos. En el momento menos esperado, el cuerpo pudiera ponernos un alto y exigirnos tiempo para reiniciarse.

Se ha descrito que sacar tiempo para uno mismo mejora la concentración, incrementa la productividad, provee espacios para el auto conocimiento y la reflexión, ayuda en la resolución de problemas, así como también mejora nuestras relaciones con los demás (1). ¿Me estás diciendo que dedicar tiempo a ver mi serie favorita pudiera ayudarme a ser una persona más productiva? Definitivamente, por lo que a continuación te dejo algunas prácticas que han sido de utilidad para mí:

¿Solo puedes sacar 20 minutos para hacer eso que te gusta? Aprovéchalos. La calidad es más importante que la cantidad cuando se trata de tiempo para desconectarse.

¿Sientes culpa por poner en pausa las responsabilidades y tomar tiempo libre? Recuerda que una mente agotada nunca será tan proactiva como una que ha tomado los descansos merecidos. Pero ¡ojo! en ocasiones los sentimientos de culpa florecen porque procrastinamos en el tiempo designado para trabajar, y cuando llega el “me time” aún tenemos miles de pendientes ocupando nuestra mente. Respetemos el tiempo de trabajo para así aprovechar sin preocupaciones el tiempo propio.

Haz del “me time” una prioridad. Si llevas una agenda, anótalo en tu horario diario y haz todo lo posible porque nada ocupe ese tiempo. Para obtener esto, en algunos momentos será necesario decir “no”, pero recuerda que nuestros compañeros, amigos y familiares también se beneficiarán de que exhibamos una mejor salud y estado de ánimo.

¡Desconéctate! De nada vale apartar esos minutos y gastarlos pensando en lo que pasó en el examen de ayer, o lo que pasará en la exposición de mañana. Apártate lo más posible de todo aquello que pueda ser distracción, y recuerda que el autocuidado va de la mano con el amor propio, así que haz todo lo posible por dedicarte el tiempo que te mereces.

Referencia:

Happify. Why “Me” Time Matters When It Comes To Your Happiness. https://www.happify.com/hd/why-me-time-is-important-for-happiness-infographic/

Avatar

Diario Salud Redacción

Publicidad
Publicidad
Publicidad