septiembre 18, 2020

Calidad en los Servicios Básicos de Atención Primaria

Autora: Katherine L. Peña Hernández

Descripción de la autora: Estudiante Internado de la Escuela de Medicina de la Universidad Iberoamericana (UNIBE). Coordinadora del Grupo de Medicina Deportiva de UNIBE (MEDEU), Miembro de la Organización Dominicana de Estudiantes de Medicina (ODEM) y del Comité Permanente de Intercambios Profesionales (SCOPE). 

Las Américas sigues siendo parte de las regiones con mayor inequidad del mundo, con millones de personas sin acceso a servicios integrales de salud.1 

La falta de acceso y cobertura universal de salud afecta en gran medida a las personas que viven en condiciones de mayor vulnerabilidad. Entre las poblaciones más pobres y las más ricas, persisten diferencias en el acceso a los servicios de salud esenciales. En países como Bolivia, Colombia, Haití, Perú y República Dominicana, los modelos de atención a menudo no responden de manera adecuada a las necesidades de salud de las personas y las comunidades. Esto se debe en gran medida a la segmentación y la fragmentación de los servicios de salud, que exacerban las dificultades en el acceso a servicios integrales y de calidad, con un primer nivel de atención con poca capacidad resolutiva, lo que se traduce en ineficiencias.1

El perfil de salud dominicano ha estado caracterizado por altas tasas de mortalidad materna e infantil y por la presencia de enfermedades prevenibles o controlables que no se corresponden con el nivel de desarrollo económico, la cobertura de los servicios de salud y las potencialidades de la sociedad; tales discrepancias se han relacionado con la desarticulación de la atención. La respuesta social a ese perfil ha sido un modelo de atención caracterizado por un acceso inequitativo a los servicios básicos de salud.2 Lo cual se evidencia fundamentalmente en las poblaciones más pobres y vulnerables, con mayor probabilidad de enfermar y morir, por una oferta de servicios con énfasis en la atención médica curativa, especialmente la de tipo hospitalario, en deterioro de las acciones básicas de atención.

Las causas que explican el rezago epidemiológico del sistema de salud nacional y las brechas en el acceso pueden ser variadas, y resulta paradójico que a pesar de niveles de cobertura cada vez mayores, el país no haya logrado disminuir significativamente algunos problemas básicos de atención.3 

Con el fin de ampliar el acceso a los servicios básico de salud, la OPS ha propuesto características esenciales, según las cuales es necesario acentuar la inversión en los servicios del primer nivel de atención para aumentar su capacidad resolutiva; así como enfatizar la prevención y promoción de la salud; y priorizar en la atención ambulatoria sobre las hospitalizaciones. En este sentido, es preciso que el primer nivel cuenta con organizaciones proveedoras de servicios que dispongan de equipos interdisciplinarios y con acceso a otras instituciones hospitalarias especializadas y de manejo ambulatorio. El primer nivel también debe contar con capacidades para coordinar la atención de las personas que utilizan la red de servicios.1

Actualmente, en la República Dominicana, las UNAP constituyen las unidades básicas funcionales del primer nivel de atención; además de ser la puerta de entrada al SNS y de seguridad social. La cartera básica de las UNAP prioriza los siguientes servicios: promoción de la salud, atención a la morbilidad, al niño, al adolescente, a la mujer, al adulto y al adulto mayor, vigilancia de la salud, farmacia, emergencias y desastres.2

En ese sentido, la OMS y la OPS han reconocido que los valores medios de los indicadores de salud en el país han mejorado, especialmente a partir de la promulgación de las leyes No. 87-01 y 42-01, que sentaron las bases de una nueva configuración institucional para la prestación de servicios de salud en el territorio nacional; pero todavía persisten desafíos considerables 2. Así pues, es necesario persistir en los esfuerzos por mitigar las diferencias en la calidad de los servicios básicos de salud, promoviendo un sistema nacional de salud equitativo, menos fragmentado y más articulado.

REFERENCIAS

  1. Organización Panamericana de la Salud. Acceso a Servicios de Salud Integrales, Equitativos y de Calidad; https://www.paho.org/salud-en-las-americas-2017/?post_type=post_t_es&p=311&lang=es
  2. Observatorio Político Dominicano. La Atención Primaria en Salud en República Dominicana. Serie OPD-FUNGLODE (2012); https://www.opd.org.do/index.php/analisis-politicas-publicas/salud-y-seguridad-social-analisis-politicas-publicas/965-la-atencion-primaria-en-salud-en-republica-dominicana
  3. Observatorio de Políticas Sociales y Desarrollo. Situación del Sistema de Salud Dominicano: Desafíos para la Integración Y la Calidad de la Atención. Vicepresidencia de la República Dominicana (2019); http://www.opsd.gob.do/media/28817/boletin32-situacion-del-sistema-de-salud_p2.pdf 
Avatar

Diario Salud Estudiantil

Publicidad
Publicidad
Publicidad