Sociedad Nutrición Enteral demanda sea garantizada adecuada distribución nutricional al personal sanitario

SANTO DOMINGO.- Ante la actual situación que vive el país como consecuencia de la pandemia por el COVID-19 lo que ha provocado que todas las instituciones sanitarias trabajen sin descanso, la Sociedad Dominicana de Nutrición Enteral y Parenteral (SODONEP) planteó la necesidad de asegurar que el personal de salud coma dignamente, asegurando la distribución adecuada de macros y micronutrientes. 

En un comunicado emitido por SODONEP a través de sus cuentas de redes sociales se refirió a que los actores sanitarios han denunciado falta de recursos para protección y aun así han estado haciendo su trabajo. Además de que se ha visto como los platos de comida no cumple con la distribución y calidad nutricional que se requiere.

Citó que de acuerdo con la Carta Magna en el Artículo 61 sobre el derecho a la salud, el Estado debe velar por la salud de todas las personas, el acceso al agua potable y el “mejoramiento a la alimentación”.

“Si dentro del presupuesto del país el sector salud no recibe un porcentaje digno, dentro de salud pública los servicios de alimentación están igual de afectado. Es evidente que para hablar de un sistema inmune fortalecido la alimentación es uno de los pilares, la cual debe ser garantizada a todo el personal del centro sanitario”, manifestó.

Destacó la importancia de invertir los recursos necesarios en el profesional calificado que gestione el funcionamiento de unidad de las cocinas, los proveedores del estado, entre otras medidas.

Explicó que la planificación del menú hospitalario debe tener en cuenta las necesidades dietéticas de la población y los factores que afectan la ingesta de alimentos con el fin de proporcionar un servicio que brinde opciones tanto ajustada a sus gustos como a sus necesidades.

En este sentido compartió un aserie de recomendaciones  o principios básicos que deben ser tomadas en consideración para una alimentación saludable, que son:

1. Alimentos ricos en almidón, como arroz, pan, pasta y papas (eligiendo variedades integrales cuando sea posible).

2. Frutas y verduras en mayor proporción (al menos 5 porciones de una variedad de frutas y verduras al día).

3. En menor frecuencia leche y derivados lácteos, eligiendo versiones reducidas en grasa o comiendo cantidades más pequeñas de versiones con toda la grasa o comiéndolas con menos frecuencia. Los niños de hasta dos años deben usar versiones completas de grasa.

 4. Algunos alimentos ricos en proteínas como la carne, el pescado, los huevos, los frijoles y las fuentes de proteínas no lácteas, como las nueces y las legumbres. 

Publicidad
Publicidad
Publicidad