Especialista asegura continúan búsqueda de terapias menos invasivas en Incontinencia Urinaria

incontinencia.jpg

SANTO DOMINGO.- El doctor Edward James Wright, jefe de urología y director de la División de Urología Reconstructiva y Neurológica del Centro médico Johns Hopkins, manifestó que en la actualidad están disponibles algunos tratamientos avanzados para las personas que padecen de incontinencia urinaria y ya han probado con varias opciones, entre ellas con ejercicios en el piso pélvico para mejorar el control de la vejiga y con medicamentos para disminuir la frecuencia urinaria y las fugas asociadas con la incontinencia de urgencia.

El especialista estadounidense señaló que los tratamientos más avanzados incluyen el nervio sacro y la estimulación del nervio posterior, así como la inyección de botox en la vejiga. Asimismo, destacó que las terapias mencionadas se pueden usar para tratar la incontinencia de urgencia tanto en hombres como en mujeres.

El tratamiento quirúrgico más probable para beneficiar a las mujeres con incontinencia de esfuerzo se llama honda uretral, ese procedimiento –explicó- consiste en colocar un material biológico o sintético debajo de la uretra para ayudar a soportar el músculo del esfínter.

En cuanto a la incontinencia de esfuerzo en los hombres, indicó que con mayor frecuencia es tratada quirúrgicamente. Un procedimiento de cabestrillo uretral similar al utilizado en mujeres puede ser efectivo cuando los síntomas son leves. Sin embargo, añadió que los casos más graves pueden ser tratados con esfínter urinario artificial, el cual es un dispositivo mecánico implantado que reemplaza la función del músculo del esfínter débil. Ese procedimiento coloca un anillo compresible alrededor de la uretra que se puede abrir apretando un bulbo pequeño para permitir la micción normal.

Cabe mencionar que también existen otros tratamientos para el estrés y la incontinencia de urgencia, como lo son los tratamiento no quirúrgico para la incontinencia de esfuerzo, los cuales incluyen ejercicios para fortalecer los músculos del piso pélvico (llamados ejercicios de Kegel), un inserto uretral o un pesario para ayudar al cierre del músculo del esfínter.

El doctor James Wright finalizó resaltando que: “La búsqueda de terapias que sean menos invasivas y efectivas para tratar el estrés y la incontinencia de urgencia aún continúan”.

Publicidad
Publicidad
Publicidad