Construir pensando en la satisfacción del paciente

urenavalenzuela.jpg

Por el arquitecto Herly Valenzuela

Nuestro país Celebró en este mes el 4to Congreso de Turismo de salud, una actividad que agrupó a los principales Centros prestadores de servicios Médicos y Turísticos de la República Dominicana, con el único objetivo de analizar propuestas y estrategias con el fin de posicionar a la República Dominicana como uno de los principales destinos en materia de salud turística se refiere. Convirtiéndolo en una marca país. Juntos al desarrollo del turismo convencional.

Cada año millones de turistas salen de sus países para buscar servicios de salud que se ajusten a sus necesidades particulares, lo que ha propiciado el posicionamiento del turismo de salud como uno de los sectores con mayor rentabilidad económica a nivel mundial de acuerdo a cifras mundiales, el turismo de salud es una actividad que genera en el mundo más de 70,000 millones de dólares y representa cerca del 2.5% de los viajes por avión, se calcula que 14 millones de personas viajan al extranjero cada año en la búsqueda de servicios de salud, con un gasto promedio de entre USD 3,800 a USD 6,000 dólares por visitas, incluyendo transporte y hospedaje.

Posicionar a la República Dominicana dentro de los principales destinos en materia de turismo de salud, es una labor que debe llevarnos a una reflexión, una que esté enfocada especialmente en el paciente como elemento troncal de los centros de salud, pensar en sus necesidades, sus expectativas y su percepciones, siendo las dos últimas de suma importancia ya que influyen de manera directa en las experiencias ya sea positiva o negativa en el paciente, además incide de manera directa en la satisfacción a la hora de fidelizar.

Como arquitecto especializado en centros de salud mayormente cuando diseñamos y construimos los centros de salud, nos concentramos en trabajar en la parte central del mismo, en como ordenar la actividad clínica y cómo concatenar los distintos servicios y las distintas áreas para que haya una coherencia en los flujos, como resolver la funcionalidad de los servicios clínicos como elemento predominante siendo esto elementos básicos en los edificios sanitarios.

Pero hoy en día debemos repensar nuestros centros de salud, debemos repensar nuestras infraestructuras sanitarias, debemos incorporar en la planificación de los nuevos edificios y clínicas en nuestros país, conceptos tales como la gestión de los tangibles e intangibles, la gestión de las experiencias, la creación de percepciones, la satisfacción y en cómo nuestros diseños puedan generar flujos mágicos, interacciones muchos más positivas que ayuden a los pacientes a construir mayores niveles de satisfacción.

Hoy en día es responsabilidad de los arquitectos especialistas en salud, el pensar y analizar los nuevos centros de salud, esos que exigen la nueva generación de paciente mucho más exigentes e informados. Esos que por un lado son muy estructurados y por otro lado muy emocionales, y el lograr experiencias y vivencias positivas durante su estadía es de suma importancia al momento de ser referente en materia de salud. Ya que lograr esos objetivos nos ayudaría a que cada año la visita de turistas en búsqueda de resolver sus necesidades asistenciales, elijan a la república dominicana como destino de salud.

Otro aspecto muy importante es la estandarización no solamente de los procesos si no también de las infraestructuras de los centros de salud, a nivel mundial existen varias agencias que se encargan de acreditar los centros que cumplan ciertas normas y estándares en la que podríamos mencionar la UNE, La joint commission international entre otras, el planificar y construir dichos centros tomando en cuenta esas informaciones son de mucha utilidad al momento de un centro aplicar a las ventajas del turismo de salud.

Ureña Valenzuela y asoc, como empresa especialista en diseño y construcción de los Centros de salud, procuramos no solamente planificar y construir centros que sean organizados y estructurados todos sus procesos de una manera eficiente, si no que a la vez generen impactos y experiencias positivas, estableciendo vínculos que provoquen fidelización de los pacientes.

Publicidad
Publicidad
Publicidad