Advierten COVID-19 incrementa surgimiento bacterias resistentes a antibióticos

SANTO DOMINGO.- La resistencia a los antibióticos supone un grave problema para los sistemas sanitarios a nivel mundial, debido a que se prevé que para el 2050 será la principal  causa de muerte, estando por encima de enfermedades como el cáncer, la neumonía, la diabetes, entre otras.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS) la resistencia antimicrobiana provoca el aumento de los costos médicos, la duración en las estancias hospitalarias y el aumento de la mortalidad, por lo cual se hace urgente y necesario cambiar la forma de prescribir y utilizar los antibióticos.

En los últimos meses diversas instituciones y profesionales de la salud han manifestado su preocupación por el riesgo de aumento de bacterias farmacorresistentes a nivel sanitario, como consecuencia del uso incorrecto de los antibióticos, sobre todo para el tratamiento del virus Sars-Cov-2

En este sentido, la doctora Rita Rojas, presidenta de la Sociedad Dominicana de Infectología, explicó que la pandemia del COVID-19, sobre todo en el principio cuando se desconocía la enfermedad, propició el uso inadecuado de medicamentos con o sin prescripción médica, llevando a que se produzcan bacterias resistentes.

Hay casos donde hay sobreinfección o el uso de terapias como esteroides o Tocilizumab han llevado a que se produzcan infecciones secundarias y cuando uno quiere usar los antibióticos ya no funcionan”, añadió.

Al ser contactada por Diariosalud.do, la doctora Rojas advirtió además que “Si seguimos usando la azitromicina para COVID no nos va a servir para su uso”.

La especialista aclaró que cada institución debe llevar un programa de control de infecciones asociadas a la atención en salud ( IAAS) y otro de PROA programa de optimización de antibióticos.

Hay hospitales como la Plaza de la Salud que es donde laboro que vela por los dos programas. El PROA se encarga de que se prescriban correctamente los antibióticos: indicación, dosis  correcta y duración óptima”, detalló.

Indicó además que, “Existe restricción para que cualquier médico recete lo que sea y los infectólogos participamos en que no se haga una prescripción inadecuada. Las instituciones tienen que formar programas si no lo tienen”.

La doctora Rojas señaló que las instituciones tienen que formar programas si no lo tienen. Asimismo recordó que, ”El lavado de manos, no automedicarse, no colocar antibióticos a las plantas ni a los animales ayuda a prevenir la resistencia”.

x
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad