Aumenta la aceptación de los discapacitados en el país

ADR

SANTO DOMINGO. - Anteriormente las personas con discapacidad física o intelectual eran tratadas desde el punto de vista del asistencialismo. Hoy día estas personas son rehabilitadas para que puedan valerse por sí mismos y exijan sus derechos.

De acuerdo con Guadalupe Moll, encargada de Inclusión Laboral de la Asociación Dominicana de Rehabilitación (ADR), la situación de los discapacitados ha cambiado de manera significativa, pues ahora muchos de ellos son personas productivas y competentes.

“Son personas que desarrollan una vida lo más normal posible. Luego que los médicos logran su rehabilitación funcional y pasa por una capacitación para desarrollar sus habilidades, pueden incorporarse en el ámbito laboral y tener sus familias”, dijo.

Agregó que esto ha logrado que las personas con discapacidad sean mejor aceptadas y se conviertan en fuente de inspiración en el ambiente laboral.  


Personas que llegaron a este centro con algún impedimento intelectual o con una discapacidad motora por un accidente vascular, lesión medular, amputación de miembro inferior o superior, tras pasar por tratamiento médico, terapia física y ocupacional hoy llevan una vida más digna.

Una parte que destacó Moll es que quienes sufren alguna discapacidad, junto a su familia, pasa por un proceso de ayuda psicológica para ayudarlos a enfrentar esa realidad y adaptarse a ella.

Según datos de la ADR, entre los meses de enero-octubre de 2017 han logrado 57 inserciones laborales de personas con discapacidad.  Dijo que este es un derecho que tienen.


Moll ofreció estas declaraciones a propósito de conmemorarse el próximo 3 de diciembre el Día Internacional de las personas con Discapacidad.

Con motivo de la fecha, la ADR realizará hoy viernes 1 de diciembre una caminata saliendo desde el Altar de la Patria, para concienciar a la población acerca de los derechos que tienen las personas con esta condición y para que cada vez tengan mayor aceptación.


Testimonio
Ana Núñez es una de las personas que a pesar de su condición se ha insertado en el mercado laboral. Llegó al área de Fisiatría de la institución porque una bala perdida le hirió una pierna. Agotó los procedimientos  que le indicó el personal y hoy se desempeña como empleada en la ADR.


Por: María Santana

Publicidad
Publicidad
Publicidad