Psiquiatras se actualizan sobre manejo de trastornos de ansiedad

SANTO DOMINGO.- En la actualidad los trastornos de ansiedad son un grupo de enfermedades que comparten como síntoma cardinal la ansiedad, miedo, angustia y alteraciones en el comportamiento, lo cual se transforma en algo excesivo y persistente.

Es una patología que es más frecuente en el sexo femenino y es más fácil de diagnosticar en la edad adulta.

En este tipo de trastorno es importante tener en cuenta el abuso de sustancias, medicamentos, u otros trastornos mentales.

De los trastornos el más común es la fobia específica, aunque no necesariamente es el que más disfunción genera. Otros trastornos con mucha incidencia son; la fobia social, los trastornos de ansiedad generalizada, el estrés postraumático y el pánico.

El pánico es el trastorno más evidente en la consulta de cardiología, el cual al no encontrarse evidencia de una explicación médica es referido al psiquiatra.

Estos datos los ofrecieron los psiquiatras Felipe Vásquez y Álvaro Jeria en una discusión denominada “actualización en psiquiatría: del pánico a la obsesión”, donde participó la Sociedad Dominicana de Psiquiatría y la Asociación de Psiquiatras Egresados de las Residencias Dominicanas (ASPERDO),  con la moderación de  la doctora Patricia Guzmán Uribe. 

Los especialistas resaltaron que la evaluación de un paciente con un trastorno ansioso debe ser siempre una evaluación integral, para tener una mayor claridad en el diagnóstico y así poder implementar un buen tratamiento que ayude a que el pronóstico del paciente sea el más favorable posible.

Destacaron que en los pacientes con trastornos de ansiedad pueden existir ciertas comorbilidades importantes, ya que la mayoría puede tener otros trastornos y un porcentaje va a tener otro cuadro psiquiátrico relacionado, siendo los más frecuentes el trastorno depresivo mayor y el trastorno bipolar.

Resaltaron que los trastornos de ansiedad y trastornos relacionados constituyen un área importante de identificación en la población en general, principalmente por su frecuencia y la carga e impacto que tiene en la calidad de vida de los pacientes.

Asimismo, explicaron que el tratamiento farmacológico de primera línea siguen siendo los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS), aunque es importante incluir técnicas adyuvantes como psicoterapias.  Además de que los cambios en el estilo de vida  y la atención a los hábitos de sueño y alimentación, puede ayudar a coadyuvar al éxito del tratamiento.

En la discusión también abordaron el papel de la epigenética y la proteómica en la identificación del trastorno de personalidad. En tal sentido explicaron que estos nuevos campos son prometedores y pudieran tener un impacto en el resultado final.

Publicidad
Publicidad
Publicidad