Especialista destaca aspectos a considerar en asistencia psicológica de niños y adolescentes ante COVID-19

SANTO DOMINGO.- Ante la situación actual que enfrenta el país y el mundo debido a la pandemia por el COVId-19 es importante que los profesionales que están involucrados en brindar una ayuda psicológica a las personas afectadas por la situación de emergencia conozcan las herramientas para abordar la ayuda psicológica a los niños, niñas y adolescentes durante el tiempo de aislamiento, así lo explicó la doctora Angelina Sosa Lovera durante su participación en el conversatorio “Primeros auxilios psicológicos para niños, niñas y adolescentes en tiempos de COVID-19”.

La doctora Sosa Lovera señaló que una situación de emergencia deja secuelas significativas en los adultos y en los niños sobre todo los más jóvenes al no disponer de  información adecuadas a su edad, que les ayude a comprender realmente lo que está sucediendo, “esto tiene un impacto significativo e interrumpe lo que es su recuperación y su desarrollo emocional”.

Sostuvo que se necesita un abordaje de la primera ayuda psicológica para la población infantojuvenil, “en los niños y adolescentes esta situación de emergencia y estrés puede causar repercusiones en el futuro y en el inmediato pues son muy vulnerables a situaciones de salud mental y están muy expuesto a situaciones de violencia y abuso”.

Destacó que la primera ayuda psicológica puede ser bien implementada por un personal de salud, no necesariamente un psicólogo sino que también puede ser brindada por maestros, orientadores, líderes comunitarios que sean previamente capacitados en este sentido.

Señaló además que primera ayuda psicológica va a proporcionar acciones que pueden ser aprendidas por cualquier adulto para prevenir la aparición de condiciones de salud mental sobre todo estrés agudo, estrés postraumático y conducta suicida sobre todo en la población adolescente y la prevención de situaciones de violencia y abuso, “las orientaciones que nosotros vamos a guiar van dirigida a los padres, madres o tutores, responsables”, dijo.

Explicó que las acciones a esperar que se presenten en el ámbito psicológico individual tras el impacto de una situación de emergencias van a variar en función de las edades, de su madurez emocional, del contexto o situación familiar que se viva en el momento, de la realidad psicosocial y del acceso que tengan las personas a los servicios de apoyo de salud mental.

Detalló que en sentido general dentro de la reacciones están las psicológicas, cognitivas, emocionales y conductuales.

Resaltó que ante estos casos lo que se debe hacer es darle datos y explicarles a los niños lo que está sucediendo, ya sea a través de canciones, videos, cuentos, de manera que manejen el término de coronavirus, que sepan de qué trata la enfermedad, de las acciones de higiene, cuidado y protección.

Destacó que es importante que los padres y madres entiendan que es sano que los niños estén tristes, permitirles estar tristes, escuchar sus opiniones y temores, sin juicios de valor, establecer reglas y expectativas claras, preguntarles sobre los peligros que se les presentan y hablarle sobre la mejor manera de evitarlos, así como ayudarlos a orientar a otros, “es sano y adecuado que ellos se sientan mal, que se sientan enojados”.

La doctora Sosa Lovera enfatizó en que es importante y sano reconocer las emociones y sentimientos para afrontar los problemas.

La especialista también abordó los cinco pasos de la primera ayuda psicológica que son; hacer contacto psicológico que tiene que ver con la empatía, la escucha activa, con estar pendiente y entender lo que la persona está diciendo, examinar la dimensión del problema, escuchar y ver qué es lo que la persona dice que le preocupa.

Asimismo, examinar las posibles soluciones, que implica ayudar a orientar y redirigir como este individuo va a resolver el problema, ayudar a tomar una acción concreta, es decir, ayudar cada punto a la vez y el seguimiento, entender que no siempre el profesional que presta la ayuda va a dar seguimiento y derivar a los recursos de ayuda según sea necesario en cada caso.

Indicó que es importante enseñar a los padres qué hacer cuando hay una situación que sobrepasa su nivel de estrés de manejo de la situación con las niñas y niños que tienen que ver con contener, calmar. Informar, normalizar y consolar.

Este conversatorio es una iniciativa de UNICEF conjuntamente con la Organización Panamericana de la Salud OPS/OMS.

La sesión contó además con la participación de Fabiana Gorenstein, de UNICEF y la doctora Alexandra Rodríguez de OPS/OMS.

Publicidad
Publicidad
Publicidad