Codopsi llama a autoridades a enfrentar violencia a niñez ante caso niña asesinada

SANTO DOMINGO.-Ante el caso de pedofilia y asesinato contra la niña Liz María, que han publicado los medios de comunicación este martes, el Colegio Dominicano de Psicólogos llamó a las autoridades a enfrentar la violencia contra la niñez, sobre todo contra las niñas.

Según el colegio, no existe un perfil único para un pedófilo y en el 85 por ciento de los casos son personas cercanas o familiares de la víctima. Dentro de las fases del abuso el depredador sexual cuando elige a la víctima se acerca a la misma con regalos, elogios o privilegios hacia la víctima con el fin de ganar su confianza.

El gremio que agrupa a los psicólogos advirtió que cualquier familia puede tener dentro de sus miembros o personas a un depredador sexual como muchos autores le llaman.

La licenciada Heidy Camilo, psicóloga y terapeuta sexual aseguró que es importante que se eduque en la prevención del abuso sexual, ya que este se normaliza. Dijo que es necesario hablar con los niños y adolescentes acerca de que su cuerpo tiene partes privadas y que nadie puede tocarlas.

Camilo agregó que existe material didáctico en la red, como videos y libros con información útil.

Destacó que no se debe juzgar o culpar a la víctima. “Si existe alguna sospecha de que un menor está o fue abusado sexualmente debe ser evaluado por un especialista en abuso sexual. No debe bajo ninguna excusa someter a la víctima al escarnio público pues esto agrava el trauma”.

La profesional de la salud mental enfatizó que los abusadores deben ser sometidos a la acción de la justicia de manera inmediata.

En ese sentido el Codopsi llamó a las autoridades para enfrentar la violencia a la niñez, especialmente a las niñas, las cuales son más vulnerables a ser victima de todo tipo de violencia.

El presidente  del colegio, licenciado Amaury Ramírez explicó que el caso de la violación y asesinato de Liz María es una clara evidencia de la descomposición social del país.

Destacó que es necesario un acompañamiento psicológico a todo el entorno familiar de la víctima y el sector donde residía la niña, “la expresión de violencia social con quema de neumáticos y otras formas de expresión, son el fruto de los niveles de frustración y dolor ante el hecho ocurrido, por lo cual la intervención de profesionales de la conducta es de suma importancia, la misma puede realizarse tomando las medidas sanitarias de cuidado que la pandemia del COVID requiere”. 

Publicidad
Publicidad
Publicidad