Buscan ampliar cobertura en ARS de pruebas y tratamiento a cardiopatías

SANTO DOMINGO.-En República Dominicana nacen cada año más de 1,200 niños con afecciones del corazón, lo que aumenta el índice de morbi-mortalidad si no son tratados a tiempo.

Para dar respuesta a estas enfermedades en etapas tempranas, la Sociedad Dominicana de Pediatría relanzó su Capítulo de Cardiología Pediátrica, el cual tiene entre sus objetivos inducir en las políticas públicas mediante el Servicio Nacional de Salud y en las ARS para la ampliación de coberturas en pruebas, tratamientos y procedimiento de las cardiopatías.

Además, impulsar la creación de un registro de salud nacional que permita la identificación y seguimiento de niños con cardiopatías.

“Con la reactivación de este capítulo, trabajaremos en la consolidación  de los integrantes y fortalecimiento  de las acciones  planteadas. Una de ellas es impulsar a través de las autoridades de Salud Pública este registro nacional de cardiopatías en la niñez porque no existe y necesitamos hacerlo”, destacó la doctora Mildred Font-Frías, quien lidera el capítulo por el período 2021-2023.

Agregó que  así como hay enfermedades infecciones y virales que están cuantificadas, se tendría entonces  una data a nivel nacional que registre los niños con cardiopatías en la primera y segunda  infancia, lo que permitiría un tratamiento más prometedor para los pacientes. “Nosotros estamos trabajando desde ya para que eso se haga realidad dentro de un futuro no muy lejano”, enfatizó la experta.

En este compromiso, le acompañan a la doctora Mildred Font-Frias los cardiólogos/as pediatras: Fernando Rondon Rubini, Angelica Grullon, Cynthia Rosario, Jady Acosta, Marcos Reyes, Rossi Cabreja, Theanny Brito, Maria Hiralgo, Ana Castillo y Damelisse Then, quienes fueron también juramentados este fin de semana por la doctora Luz Herrera, presidenta de la Sociedad Dominicana de Pediatría.

La doctora Luz Herrera, presidenta de la Sociedad Dominicana de Pediatría, resaltó la importancia de la reapertura de este capítulo y que hayan  retornado a la “casa madre”, donde aúnan  esfuerzos para el trabajo a favor de la niñez dominicana.

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad