El genoma completo del cáncer permitirá su detección precoz y tratamiento personalizado

No hay dos tumores iguales. Es por eso que dos personas con el mismo tipo de cáncer pueden reaccionar de manera muy diferente al mismo tratamiento. En uno, el tumor se hace más pequeño, pero en otro, el tumor se muestra indeferente a la terapia. Por lo general, esto se debe a variaciones genéticas en las células cancerosas individuales.

Para comprender estas variaciones en detalle y adaptar mejor las terapias a las necesidades individuales de los pacientes en el futuro, un equipo internacional, el consorcio Pan-Cancer Analysis of Whole Genomes (PCAWG), decidió hace varios años rastrear los patrones de mutación comunes en los genomas de alrededor de 3.000 pacientes con cáncer.

Los datos se presentan hoy en « Nature » y constituyen el análisis más completo realizado hasta la fecha del genoma del cáncer, una información que mejora notablemente nuestra comprensión de esta enfermedad y, lo más relevante, muestra las nuevas líneas para el diseño de innovadoras herramientas de diagnóstico y tratamiento personalizado.

El Proyecto Pan-Cancer Project, es una colaboración en la que han participado más de 1.300 científicos y médicos de 37 países, entre ellos varios centros españoles, que ha analizado más de 2.600 genomas de 38 tipos de tumores diferentes, lo que ha permitido disponer de la base de datos genómicos más completa del cáncer con información desconocida de la biología del cáncer, es decir, cómo se genera, se disemina y propaga por el organismo.

En el artículo principal publicado en «Nature», dirigido por Peter Campbell, del Pan-Cáncer y del Instituto Wellcome Sanger (Reino Unido), se destacan algunos de los hallazgos clave: en promedio, los genomas del cáncer contienen 4–5 mutaciones conductoras; en el 91% de las muestras de cáncer analizadas se identificó al menos un gen conductor del cáncer, pero en el 5% de los tumores no se localizaron estos controladores.

El genoma del cáncer es finito y cognoscible, pero enormemente complicado. Al combinar la secuenciación de todo el genoma del cáncer con un conjunto de herramientas de análisis, se ha podido caracterizar cada mutación genética hallada en un tumor, todos los procesos que han generado esas mutaciones e incluso el orden cronológico de los eventos clave durante la historia de vida del cáncer.

Los investigadores están cerca de catalogar todas las vías biológicas involucradas en el cáncer y tener una visión más completa de sus acciones en el genoma. Por ejemplo, se encontró al menos una mutación causal en prácticamente todos los cánceres analizados y se descubrió que los procesos que generan mutaciones son muy diversos, desde cambios en letras de ADN individuales hasta la reorganización de cromosomas completos. Se identificaron múltiples regiones novedosas del genoma que controlan cómo los genes se activan y desactivan como objetivos de mutaciones que causan cáncer.

 Fuente: ABC Salud.

Publicidad
Publicidad
Publicidad