Más del 50 por ciento de las personas con glaucoma no están diagnosticadas

El glaucoma es una de las principales causas de ceguera en el mundo, actualmente más del 50 por ciento de las personas con glaucoma no están diagnosticadas.

Se estima que más de 60 millones de personas alrededor del mundo tienen glaucoma, de  ahí la importancia de realizar exámenes oftalmológicos periódicos, para lograr así la detección temprana y asignar el tratamiento adecuado para preservar la vista.

El  glaucoma es una enfermedad que daña el nervio óptico llevando a la pérdida de la visión o ceguera, sucede cuando el sistema de drenaje del ojo se tapa y el fluido intraocular no logra drenar; al acumularse, causa un aumento de presión en el interior del ojo que daña al nervio óptico.

En la mayoría del caos los pacientes no perciben en principio la enfermedad, ya que la pérdida de la visión es progresiva e indolora, suele estar presente en ambos ojos, pero generalmente empieza a manifestarse primero en uno solo.

Existen diversos tipos de glaucoma. Los dos tipos principales son el de ángulo abierto y el de ángulo cerrado. Se caracterizan por un aumento de la presión intraocular (PIO), es decir, la presión dentro del ojo. El glaucoma de ángulo abierto - la forma más frecuente de glaucoma - representa al menos el 90 % de todos los casos de glaucoma. A diferencia del glaucoma de ángulo abierto, el glaucoma de ángulo cerrado es una consecuencia del proceso de cierre del ángulo que se define entre el iris y la córnea.
Factores de riesgo

El glaucoma puede afectar a las personas de todas las edades, desde los bebés hasta los adultos mayores; sin embargo, existen estos factores de riesgo:
Edad avanzada. Antecedentes en la familia de glaucoma. Presión intraocular elevada, Diabetes mellitus Grosor corneal.  

El glaucoma por lo general produce síntomas en su nivel avanzado como son; como visión borrosa o dolor de ojos y de cabeza, náuseas y vómito, la aparición de halos color arcoíris alrededor de las luces brillantes y pérdida repentina de la visión, las cuales pueden ser diagnosticadas en fases más precoces.

“En la actualidad, más del 50% de las personas con glaucoma en todo el mundo no están diagnosticadas. En muchos casos, el paciente acude a consulta cuando un alto porcentaje de fibras nerviosas de la retina ya se han perdido y el defecto en el campo visual ya está avanzado y es irreversible” explicó la directora Ainhoa Bacaicoa  del área terapéutica para oftalmología de Novartis en Centroamérica y el Caribe.

“Se ha estimado que la cantidad de personas con glaucoma aumentará en un 18.3% en el 2020 y un 74% en 2040 en comparación con 2013, por lo que es de la mayor importancia crear conciencia entre la población sobre una enfermedad que puede impactar su calidad de vida”, aseguró la doctora Bacaicoa.

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad