octubre 25, 2020

Trasplante de órganos reduciría inversión en tratamientos en el país

SANTO DOMINGO.-Si los pacientes con diferentes padecimientos reciben un trasplante de órgano, el país podría reducir la inversión en tratamientos, según explicó el doctor Fernando Morales Billini, director del Instituto Nacional de Coordinación de Trasplante (INCORT). 

Morales Billini explicó que el tratamiento de un paciente en diálisis es de aproximadamente 1.2 millones de pesos en el primer año, sin embargo, si el paciente recibe un trasplante la inversión se reduciría a 900 mil pesos en el primer año y baja a 300 mil pesos a partir del segundo año. 

“Lo que quiere decir que un paciente en hemodiálisis amortiza tres pacientes trasplantados. En lo relativo la mortalidad quienes reciben el tratamiento solo el 30 por ciento  se mantiene con vida al cuarto año del padecimiento, mientras alrededor del 80 por ciento de quienes reciben el reemplazo del órgano con riñón funcionante y una vida muy parecida a la normal”, explicó.

Dijo que el país registra 2,000 nuevos pacientes con Insuficiencia Renal Crónica, de los cuales un 50 por ciento fallece en el primer año y en el segundo año fallece otro 15 por ciento. 

De acuerdo con el doctor, en el caso  de la Insuficiencia Hepática Terminal se presentan cerca de 700 nuevos casos cada año, de los cuales el 60  por ciento muere en el primer año de padecimiento y en el segundo el restante 40 por ciento.

Mientras que se presentan 350 casos nuevos de Insuficiencia Cardíaca Terminal cada año, y la Pulmonar Terminal, más de diez por millón de personas.  La única alternativa para quienes padecen estas tres últimas enfermedades es el trasplante. 

Al participar en una conferencia con el Círculo de Periodistas de la Salud (Cipesa), el doctor Fernando Morales Billini dijo que en 2019 se realizaron 86 trasplantes de riñón, seis de médula ósea, cinco hepáticos y unos 350 de médula. 

El director del Incort citó como los principales problemas que afectan los programas de donación y trasplante en la República Dominicana la falta de financiamiento para el mantenimiento del donante, extracción e implante. Así como la carencia de equipamiento en las Unidades de Cuidados Intensivos y recursos humanos entrenados en donación y trasplantes (nefrólogos, oftalmólogos, patólogos, gastroenterólogos), los cuales deben estar situados en centros que puedan servir para lo relativo al trasplante.

Avatar

Diario Salud Redacción

Publicidad
Publicidad
Publicidad