octubre 30, 2020

Piden solucionar las crecientes necesidades de los niños afectados por el COVID-19

SANTO DOMINGO.– El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) ha realizado un llamamiento para apoyar su respuesta humanitaria en favor de los niños afectados por la pandemia del COVID-19. Esto debido al aumento que se refleja tras las devastadoras consecuencias socioeconómicas de la enfermedad y las necesidades crecientes de las familias. 

Cientos de millones de niños tienen dificultades para acceder a servicios esenciales como la atención de la salud y la inmunización sistemática, lo que podría dar lugar a un aumento significativo de la mortalidad infantil. Mientras tanto, es probable que las repercusiones en la salud mental y psicosocial que suponen la restricción de la movilidad, el cierre de escuelas y el aislamiento posterior intensifiquen los ya elevados niveles de estrés, especialmente en el caso de los niños vulnerables.

De acuerdo a un análisis de UNICEF, alrededor del 77% de los niños menores de 18 años de todo el mundo, es decir, 1,800 millones, viven en uno de los 132 países que tienen algún tipo de restricción de la circulación debido a la enfermedad de COVID-19.

Los factores que aumentan el riesgo de violencia, abuso y descuido se han agravado para los niños que viven en situaciones de aislamiento y en las familias que están sufriendo un declive socioeconómico. Las niñas y las mujeres corren un mayor riesgo de sufrir violencia sexual y de género. En muchos casos, los niños refugiados, migrantes y desplazados internos, así como los repatriados, tienen un acceso limitado a los servicios y la protección, y están cada vez más expuestos a la xenofobia y la discriminación.

UNICEF está centrando su respuesta a la pandemia en los países con crisis humanitarias existentes, pero también trabajando en el resto de los países, tanto para prevenir la transmisión de la infección como para mitigar los efectos colaterales en los niños, las mujeres y las poblaciones vulnerables, especialmente en lo que respecta al acceso a la salud, la nutrición, el agua y el saneamiento, la educación y la protección.

UNICEF hasta la fecha ha apoyado su respuesta a la pandemia con acciones diversas en todo el mundo, entre las que se incluyen:

•       Más de 1.670 millones de personas recibieron mensajes de prevención del COVID-19 sobre el lavado de manos y las medidas de higiene al toser y estornudar;

•       Más de 12 millones de personas recibieron suministros esenciales de agua, saneamiento e higiene;

•       En su respuesta a la pandemia, UNICEF ha enviado a 52 países más de 6,6 millones de guantes, 1,3 millones de mascarillas quirúrgicas, 428.000 respiradores N95, 291.000 batas, 13.000 gafas protectoras, 63.500 protectores faciales, 200 concentradores de oxígeno y 34.500 pruebas de diagnóstico para el COVID-19;

•       Cerca de 80 millones de niños obtuvieron recursos para el aprendizaje a distancia o en el hogar;

•       Más de 10,9 millones de niños y mujeres recibieron servicios esenciales de atención de la salud en instalaciones que reciben apoyo de UNICEF; y

•       Más de 830.000 niños, padres y cuidadores recibieron apoyo psicosocial y de la salud mental basado en la comunidad.

Avatar

Viannelys Alcantara

Publicidad
Publicidad
Publicidad