La Migraña es incapacitante y minimizada

Autor Dra. Awilda E. Candelario Cueto

Neurólogo- Internista

[email protected] 

Departamento de Neurología del Grupo Medico San Martin 

La migraña es una de las causas más frecuentes de consulta al neurólogo y visita a la emergencia, afecta al menos a uno de cada siete adultos. El sexto trastorno más prevalente y la segunda causa de discapacidad en el mundo. A pesar de su alta prevalencia y de su impacto en la vida diaria, la migraña es todavía una enfermedad infradiagnosticada e insuficientemente tratada y reconocida.

La migraña provoca un dolor de cabeza intenso o grave cuyos episodios, si no se tratan, suelen durar al menos más de cuatro horas. Es una cefalea primaria frecuente e incapacitante caracterizada por un dolor pulsátil intenso o una sensación de latido en la cabeza, generalmente de un solo lado. Suele estar acompañada por náuseas, vómitos, una sensibilidad extrema al ruido y a la luz con alteraciones visuales, acompañados por destellos de luz o puntos ciegos.

Algunas de las causas que pueden desencadenar una migraña son las siguientes: Cambios en los niveles hormonales, debido al uso de píldoras anticonceptivas o al ciclo menstrual en las mujeres, el estrés, la ansiedad, cambios de los patrones del sueño, la ingesta de alcohol, los ruidos fuertes o luces brillantes, la deshidratación, ayuno prolongado, olores fuertes, tabaco, Consumo de ciertos alimentos (productos lácteos, chocolate, productos que contengan glutamato monosódico, frutas cítricas, alimentos procesados, maní, nueces)

La migraña acarrea importantes consecuencias al paciente en forma de intenso sufrimiento, menoscabo de la calidad de vida y costes económicos, importantes limitaciones en las esferas social, personal, familiar y laboral debido a su enfermedad, además tiene frecuentes comorbilidades, entre las que destacan la ansiedad, la depresión y el dolor crónico.  Debido a eso, de los pacientes que padecen migraña un 70% presenta una discapacidad grave y un 14% de carácter moderado

 La migraña crónica (las crisis aparecen en más de 15 días al mes en los últimos tres meses), produce de cuatro a seis veces más discapacidad, disminución de la productividad y alteración de la calidad de vida que la migraña episódica.

Aunque sus síntomas no pueden poner en peligro grave la salud, sí que complican el día a día ya que limitarán o impedirán desarrollar muchas tareas cotidianas. Así pues, la sensibilidad a la luz y al sonido, los trastornos visuales o el cansancio e insomnio pueden no permitirte concentrarte al trabajar. Las náuseas y vómitos pueden obligarte a aplazar o cancelar los planes del fin de semana.

El tratamiento eficaz es la concienciación sobre el problema, el diagnóstico correcto, la evitación de tratamientos inadecuados, las modificaciones pertinentes del estilo de vida y el uso fundamentado de tratamientos farmacológicos eficaces y rentables.

Debido a  la discapacidad producida por la migraña con implicaciones laborales, económicas y personales, con  importante limitación en la actividad laboral del trabajador enfermo en relación con la intensidad del dolor, con su duración y con su recurrencia, pudiendo interferir de forma importante en las relaciones personales y familiares, en las actividades de ocio e incluso en el desarrollo profesional o educacional, la migraña es más que un simple Dolor de cabeza, y merece un diagnóstico  y tratamiento oportuno. 

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad