Especialistas destacan impacto emocional de afecciones respiratorias en niños

SANTO DOMINGO.- Al exponer sobre las “Rinopatías inflamatorias en tiempos de COVID-19”,  durante la 46ta edición del Congreso Dominicano de Pediatría, la doctora Pamela Pol, otorrinolaringóloga, explicó que la rinitis alérgica puede comenzar  en el primer año de edad.

La evidencia ha mostrado que más del 50 por ciento de los niños que presentan esta infección tienen un bajo rendimiento escolar, presentan una afectación del sueño, lo que influye en que presenten cansancio e irritabilidad.

En ese mismo orden, el doctor Jorge Sánchez Caraballo, invitado internacional del congreso que realiza la Sociedad Dominicana de Pediatría, explicó que entre el 20 y 40 por ciento de los niños menores de 12 años puede tener esta inflamación de la mucosa de la nariz, la cual cuando es alérgica puede estar acompañada de asma, dermatitis y alergia alimentaria.

Al hacer referencia a la vinculación de la contaminación, la pandemia y esta condición, el especialista explicó que la polución tiene un impacto importante en la rinitis y se ha demostrado que los niños que viven en zonas con mayor contaminación requieren mayor medicación para tratar esta condición de salud.

El doctor  José Pablo Gutiérrez,  especialista invitado desde Costa Rica refirió  que aunque en algunos casos se tratan las infecciones del tracto respiratorio por separado, existe evidencia de que la rinitis alérgica y el asma bronquial son condiciones coexistentes.

Destacó que entre el 60 y 80 por ciento de los pacientes asmáticos también tienen rinitis. Esta correlación agrega un desafío para el manejo terapéutico de quienes presentan ambas condiciones. 

El congreso de los pediatras se realiza del 21 al 24 de julio, en modalidad virtual. 

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad