noviembre 27, 2020

Dirección Hospital Robert Reid Cabral disminuye deudas en primeros 60 días de gestión

SANTO DOMINGO.- El plan de austeridad aplicado en el Hospital Infantil Robert Reid Cabral, ha permitido el pago de seis millones de pesos de la deuda de 150 millones, en 60 días y recuperar el crédito que le habían cerrado los suplidores al centro de salud.

De acuerdo a lo informado este lunes por el doctor Clemente Terrero, director del centro, se están pagando mensualmente los compromisos económicos asumidos con los suplidores en el mes anterior, lo que permite al hospital manejar eficientemente y fluidez administrativa.

“El plan de austeridad lo extendimos a áreas administrativas, en consumos de oxígeno, compra de medicamentos, imágenes y reactivos para pruebas de laboratorios indicadas por los médicos a pacientes, y otros, para reducir los gastos excesivos de recursos por uso innecesario de los mismos”, expresó el galeno..

Informó que su gestión dispuso 658 mil pesos para comprar las bacterias del UPS del tomógrafo del hospital, las cuales tenían dos años averiadas, situación que provocaba sobrecalentamiento del tubo de revelación de las imágenes de los pacientes.

El doctor Terrero explicó que desde ahora no habrá necesidad de parar estudios por sobrecalentamiento, ni tampoco el tomógrafo sufrirá daño cuando se presente una falla eléctrica, resaltó Terrero.

Agregó que durante el segundo mes de gestión, de las 11 camas de la Unidad de Cuidados Intensivos, sólo seis tenían ventiladores y el resto dañados, situación que afectaba el manejo de pacientes graves, y que hoy opera un equipo en cada una de las camas de la unidad.

Resaltó que otro logro de su gestión es el fortalecimiento del equipo de auditoría y facturación, para que todos los pacientes que ingresen al hospital sean auditados y facturados, tengan o no seguro médico, para tener un control mensual y anual del total de gastos en que incurre el hospital por la asistencia a los pacientes.

Informó además que su gestión creó la Unidad de Fármaco Vigilancia (UFV), que se encargará de detectar, registrar y notificar las reacciones adversas a los medicamentos que presenten los pacientes desde la emergencia hasta las salas de internamiento.

“La farmacovigilancia es un indicador de calidad muy importante en la gestión hospitalaria, y la actual gestión le ha conferido un gran valor, ya que a la fecha el hospital carecía de este sistema”, precisó el doctor Terrero.

Publicidad
Publicidad
Publicidad