Sociedad Neumología analiza temas en común entre el otorrino y el neumólogo

SANTO DOMINGO.- La Sociedad Dominicana de Neumología y Cirugía de Tórax (SDNCT) llevó a cabo el webinar “El otorrino y el neumólogo: temas en común” con la participación del doctor Ramsés Caraballo Polanco, Otorrinolaringólogo y la licenciada Lilliana Kouri, Bioanalista.

Durante su presentación el doctor Polanco abordó el tema “Obstrucción nasal y rinitis” donde explicó cuando un paciente llega a consulta quejándose de alguna obstrucción en la nariz es necesario identificar las causas con un diagnóstico preciso para que el tratamiento también sea preciso.

Dijo que la obstrucción nasal es una de las causas más frecuente para la consulta al otorrino.

Explicó que la rinitis es una enfermedad inflamatoria de la mucosa nasal mediada por anticuerpo IgE, causada por la exposición a diversos alérgenos, siendo uno de los padecimientos nasal más frecuente.

Destacó que entre el 25 y 35 por ciento de los pacientes con rinitis tiene asma y más del 80 por ciento de los pacientes con asma padece de rinitis.

Señaló además que hay otras enfermedades o comorbilidades asociadas a la rinitis alérgica que deben tomarse en cuenta como es la conjuntivitis alérgica, que muchas veces mejorará con el tratamiento de la rinitis y otras será necesario remitir al paciente a oftalmólogo para un manejo en conjunto.

De su lado la licenciada Kouri abordó el tema “Pruebas diagnóstica de COVID-19, ¿Cuáles y cuándo realizarlas?”, quien hizo un recuento de todos los tipos de pruebas para COVID-19 y su efectividad para identificar el virus.

Dijo que a partir del día siete es que comienzan a aparecer los anticuerpos en sangre, es decir que antes de este periodo de haber estado en contacto con el agente infeccioso no se debe hacer las pruebas serológicas en sangre, ni rápidas, ni cuantitativas, porque las pruebas saldrán negativas hasta en un 50 por ciento.

Dijo que lo que se debe hacer en este periodo de ventana son las pruebas de PCR o de detecciones de antígenos.

Destacó que el mejor momento para tomar la muestra de PCR que asegure que hay una buena cantidad de secreción o de virus es entre día tres y el cinco, aunque algunos dicen que puede ser hasta el día nueve.

Reiteró que las pruebas en sangre deben hacerse después del día siete al día diez de haber estado en contacto con la infección.

La licenciada destacó que las pruebas de membrana o cromatografías no son malas, sino mal utilizadas y conservadas.

Este evento se realizó a través de la plataforma webinar Jam y contó con la moderación de la doctora Evangelina Soler, vicepresidente de la SDNCT.

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad