Recomendaciones para prevenir y tratar los síntomas de la gripe y el resfriado

Para iniciar hay que dejar en claro que la principal diferencia existente entre gripe y resfriado está en que quien padece la primera sufre episodios de fiebre, mientras que en el segundo caso no.

La gripe es causada por el virus influenza, su periodo de incubación es de dieciocho a treinta y seis horas, su tiempo de duración es de aproximadamente de siete a diez días, y su inicio es brusco y repentino, también hay que tomar en cuenta que esta enfermedad es potencialmente grave en pacientes con patologías previas, pues trae consigo complicaciones.
Por otro lado, los virus causantes del resfriado son el rinovirus y el coronavirus, su periodo de incubación es de cuarenta y ocho a setenta y dos horas, inicia de manera paulatina , su duración, al igual que la gripe, es de más o menos siete a diez días, y generalmente se resuelve solo y sin complicaciones.

Las recomendaciones más comunes para tratar estas dolencias son las siguientes: 

•    Contar con el asesoramiento del farmacéutico o del médico a la hora de recurrir a antigripales, descongestivos o analgésicos que alivien los síntomas de estas afecciones.
•    Dormir de manera adecuada, y el tiempo necesario para que el organismo recupere fuerzas, especialmente si ha luchado combatido con fiebres.
•    Evitar ambientes húmedos y temperaturas bajas, ya que los virus que provocan la gripe y el resfriado los prefieren.
•    Lavar las manos frecuentemente con agua y jabón con especial cuidado en la zona de entre los dedos y las uñas por un tiempo aproximado de quince segundos.
•    Ingerir vitaminas y minerales en la dieta diaria, pues contribuyen a una rápida recuperación.
•    Tomar muchos líquidos, ya que  estos ayudan a eliminar la mucosidad, previenen la deshidratación y alivian el dolor de garganta.
•    Hacer gárgaras con agua caliente, limón y miel para calmar el dolor de garganta.
•    Usar soluciones salinas o vahos de eucalipto para aliviar la congestión.
•    Eliminar el tabaco, tanto el fumarlo como el inhalarlo porque irritan la garganta y las mucosas.
 

Fuente: Efe salud

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad