Pacientes renales manifiestan temor ante coronavirus

SANTO DOMINGO.-Asociaciones de pacientes renales manifestaron su preocupación ante la propagación del COVID-19 en el país, ya que deben asistir tres veces por semana a recibir diálisis en una área común.

Tanto los pacientes renales como los trasplantados expresaron su sentir, dada su  condición de inmunosuprimidos y aseguraron que el país no ha diseñado un protocolo para el manejo de estos pacientes, en caso de contraer la enfermedad. 

Eddis Castillo, presidente de la Asociación de Pacientes Renales Sendero de Vida y Héctor Acosta, de la Fundación Dominicana Pro-Ayuda a Pacientes Renales y Trasplantados  (Fundopar), manifestaron de manera conjunta su temor de que, ante esta situación no existan salas de hemodiálisis de aislamiento ni un personal debidamente entrenado, en un país donde más de 4 mil pacientes dependen de una máquina de hemodiálisis, colocadas muchas veces a menos de un metro de distancia.

“No se ha determinado aún qué hacer con los pacientes renales que diariamente debemos enfrentar un reto para vivir, conectados a una máquina de diálisis; no existe un hospital de aislamiento para tratarnos, en caso de ser contaminados”, declaró Héctor Acosta, presidente de Fundopart. 

En comunicación dirigida al ministro de salud, al director del Servicio Nacional de Salud y al presidente de la sociedad Dominicana de Nefrología Acosta Mateo solicitó “tomar en consideración la población de pacientes en diálisis, por lo que considera oportuno fortalecer los criterios para el manejo de estos pacientes en las salas de hemodiálisis”.

“Somos pacientes inmunosuprimidos, o sea con las defensas muy bajas y más propensos a contraer el Coronavirus” declaró Eddis Castillo, paciente renal y activista de los derechos de los pacientes de alto, al tiempo que consideró que en el país existen espacios que podrían ser habilitados para convertirlos en salas de hemodiálisis de aislamiento, lo cual debe hacerse de manera urgente, para brindarles un tratamiento especializado y digno”.

De acuerdo con informaciones de la doctora Ellen Lisa Hilario, nefróloga internista, cerca del 5 por ciento de las personas que padecen del Coronavirus, “pueden hacer insuficiencia renal y bajo esta última condición puede aumentar en un 70 por ciento su tasa de mortalidad. 

Dijo que en  República Dominicana existe cerca de un millón de personas con algún nivel de daño renal, aproximadamente 7 mil  en estadio V de la enfermedad renal crónica y en necesidad de diálisis, de los cuales solo están recibiendo tratamiento anualmente unos 3 mil, lo que aumenta su vulnerabilidad. 

La especialista enfatizó en la necesidad de elaborarse de manera “urgente” un plan de contingencia ante esta pandemia mundial. 

Publicidad
Publicidad
Publicidad