Gastroenteróloga analiza expansión de Esteatohepatitis “Hígado graso”

SANTO DOMINGO.- Ante la prevalencia de la enfermedad Esteatohepatitis también denomina hígado graso no alcohólico provocada por el exceso del consumo de azúcares y la cual está vinculada a la obesidad, síndrome metabólico, diabetes tipo dos y sobrepeso, la Sociedad Dominicana de Medicina Familiar y Comunitaria (SODOMEFYC) realizó su conferencia online semanal con el tema "Esteatohepatitis una pandemia también en expansión”, a cargo de la doctora Kenia Torres, Gastroenteróloga-Internista, secretaria general de la Sociedad Dominicana de Gastroenterología.

Durante su intervención la doctora Torres destacó que existen tres factores básicos que van a definir la historia natural de la Esteatohepatitis que pueden llevar a una inflamación hepática que son el síndrome metabólico, los factores genéticos y el estilo de vida.

Resaltó la importancia de que estos pacientes sean vistos de manera multidisciplinaria porque es un paciente que puede tener afectaciones a distancias del hígado, sin embargo ser el hígado el que manifieste  los procesos inflamatorios que más adelante darán lugar al desarrollo de enfermedades hepáticas importantes.

“Es un paciente que debe ser seguido no solo por el médico de familia sino tiene que valorar un cardiólogo, un endocrinólogo, un médico internista y un hepatólogo que es quien va a determinar el grado de afectación hepática que el paciente presenta”, enfatizó.  

La especialista también se refirió al Fibroscan el cual es un método de diagnóstico no invasivo para dar seguimiento al paciente y que tiene una cobertura mayor sobre el tejido hepático, “el Fibroscan tiene una importancia y es un método de diagnóstico súper importante porque nos permite poder diagnosticar a los pacientes de manera temprana, al ser un método no invasivo es un estudio que podemos repetir en el tiempo”.

De igual manera resaltó que las intervenciones en estos pacientes deben ir dirigidas a los cambios en el estilo de vida, a los elementos farmacológicos y a las terapias quirúrgicas, “la restricción calórica y el ejercicio físico son la piedra angular de la terapia para la Esteatohepatitis”.

La doctora Torres sostuvo además que la fibrosis es un proceso reversible cuando se elimina el agente causal, aunque si se trata de un paciente con una fibrosis hepática por la cual ha presentado descompensación propia de la enfermedad es difícil de revertir a menos que sea a través de un trasplante hepático.


Publicidad
Publicidad
Publicidad