septiembre 18, 2020

Sólo el 15 por ciento de dominicanos dona sangre; buscan cambiar realidad con hemocentro

DONANTE.jpg

SANTO DOMINGO.- A propósito de conmemorarse este 14 de junio el Día Mundial del Donante de Sangre, el ministro de Salud, doctor Rafael Sánchez Cárdenas, y autoridades de la Organización Panamericana de Salud resaltaron la importancia de donar sangre para salvar vidas.

“En la República Dominicana caminamos hacia la solución definitiva del déficit de sangre, con la puesta en marcha del Hemocentro nacional y la conformación de la red de bancos de sangre que impulsará la donación voluntaria de sangre en unidades móviles, sin cobro directo a los usuarios, la distribución en vehículos adecuados de sangre y derivados”, expresó Sánchez Cárdenas.

Llamó a la población a que sea parte del club de donantes de sangre a fin de que se pueda seguir dando tratamiento y atender a las personas que la necesiten por alguna condición de salud. Al tiempo que agradeció a los donantes voluntarios no remunerados por un aporte que permite salvar vidas.

Explicó que a través del Hemocentro se acortará distancias y se ofrecerá servicios directos a instituciones de salud y no a personas para garantizar la cadena de frío y la inocuidad del producto.

El Hemocentro estará a nivel de los estándares de calidad de América Latina y El Caribe, y brindará un servicio oportuno y humanizado, ya que hasta ahora solo el 15 por ciento de la población dona sangre en el país, ante la importancia que representa contar con la misma para salvaguarda la vida humana.

Las transfusiones de sangre y sus productos salvan millones de vidas al año. La sangre y los productos sanguíneos son elementos esenciales para el tratamiento apropiado de las mujeres con hemorragias asociadas al embarazo y al parto; los niños que padecen anemia grave a causa del paludismo y la malnutrición; los pacientes con trastornos hematológicos y de médula ósea, trastornos hereditarios de hemoglobina e inmunodeficiencia; las víctimas de un traumatismo, emergencias, desastres y accidentes, así como los pacientes que se someten a intervenciones médicas y quirúrgicas avanzadas.

Aunque el suministro de sangre y productos sanguíneos es una necesidad universal, existen diferencias marcadas en cuanto al nivel de acceso a sangre y productos sanguíneos seguros entre los distintos países y dentro de los mismos. En muchos países los servicios de sangre siguen teniendo problemas para ofrecer sangre y productos sanguíneos suficientes y garantizar su calidad y seguridad.

Avatar

Diario Salud Redacción

Publicidad
Publicidad
Publicidad