octubre 26, 2020

Día Personas Mayores encuentra al país con déficit de geriatras en la red pública

SANTO DOMINGO.- Al conmemorarse cada primero de octubre el Día Internacional de las Personas Mayores la doctora Erica Jiménez Rossó, presidenta de la Sociedad Dominicana de Geriatria  manifestó que a nivel público, existen pocos servicios de geriatría, siendo quizás esa una de las debilidades en el sistema. 

“Los principales hospitales del país deberían contar con este servicio, sin embargo no es así,  esperamos que con las nuevas autoridades esto cambie y todos los adultos mayores del país puedan acceder a un servicio de geriatría o al menos la gran mayoría”, enfatizó.

La doctora Jimenez Rossó explicó que la especialidad de geriatría en el país se abrió por la necesidad de geriatras y con el convenio de que todos los geriatras que se formaran sean colocados en los centros hospitalarios, sin embargo no ha sido así.  

En este sentido detalló que en la actualidad en República Dominicana existen dos escuelas de geriatría que forman especialistas de alto nivel, “aun con las dos escuelas tenemos un déficit de geriatras”. 

“Tenemos geriatras en La Altagracia, Valverde, Mao, Puerto Plata, María Trinidad Sánchez, La Romana. Además  de Santo Domingo, La Vega, Moca, Salcedo y Santiago donde casi todas las clínicas cuentan con servicio de geriatría. Poco a poco la gente va conociendo la especialidad y va demandando de los servicios del geriatra”, dijo.

La doctora Jiménez Rossó resaltó que la salud y el bienestar del adulto mayor van más allá de  la evaluación médica solamente, “al adulto mayor hay que evaluarlo en todas sus esferas médica, cognitiva, nutricional, social pero sobre todo funcional pues la calidad de vida del adulto mayor en gran parte se mide de acuerdo a su funcionalidad y el especialista que tiene las competencias para realizar este tipo de evaluación es precisamente el geriatra”.

Para un adecuado cuidado de los envejecientes la especialista recomendó fomentar las redes sociales, es decir contar con grupos de amigos, vecinos, la iglesia, motivar a la actividad física  y mental de acuerdo a su capacidad, tener una buena red de apoyo familiar tanto para el adulto mayor como para el cuidador en caso de que tenga un cuidador, mantener una buena hidratación. Sobre todo nosotros que vivimos en el trópico, una dieta balanceada, fomentar una buena higiene del sueño.

Igualmente, fomentar la autonomía siempre y cuando sea posible, realizar evaluaciones médicas de forma regular, tener un médico de cabecera preferiblemente un geriatra y no automedicarse.

“Si cuenta con un cuidador: favorecer a que este tenga tiempo de descanso y que este sea de calidad y vigilar la sobrecarga del mismo ya que en la medida que mejoramos la calidad de vida del cuidador también mejoramos la vida del adulto mayor y sobre todo cuidar con mucho amor y mucha paciencia a aquellos  que hoy son dependientes así como un día ellos lo hicieron con nosotros”, añadió.

Recordó que la vejez no es sinónimo de dependencia y que la mayoría de los adultos mayores son funcionales,  “debemos fomentar el envejecimiento activo y participativo, así como estimular la actividad física en este grupo etario,  para lograr tener un envejecimiento activo debemos iniciar hoy con un estilo de vida saludable”.

Avatar

Viannelys Alcantara

Publicidad
Publicidad
Publicidad