noviembre 27, 2020

ASONAEN cataloga de “total fracaso” medidas adoptadas por autoridades para enfrentar COVID-19

SANTO DOMINGO.-  La Asociación Nacional de Enfermería (ASONAEN) demandó este martes de las autoridades profundizar el confinamiento, debido al “fracaso” de las medidas, demostrado por el alto índice de contagios y mortalidad que diariamente da a conocer el ministro de Salud, doctor Rafael Sánchez Cárdenas.

ASONAEN manifestó que el incremento de nuevos contagios hasta el momento reportados en 24 horas de 2,012 hace dos días y 20 muertes, deja de manifiesto un “total fracaso” de las medidas hasta ahora consideradas por las autoridades, lo que obliga tanto a las autoridades como a la población tomar en serio, como un asunto de vida o muerte las medidas higiénicas, distanciamiento y protección individual, porque de lo contrario habrá que retomar la paralización total de por lo menos dos semanas. 

Según el gremio si se hace una comparación con otros países la República Dominicana está muy por debajo de los demás,  denotando incapacidad para dar respuesta a la demanda actual de contagios por la COVID-19, ya que el sistema sanitario cuenta con un total de 13 mil camas, resultando un porcentaje de 1.1 cama por cada mil habitantes.

Destacó que la pandemia “ha encontrado una ciudadanía totalmente desprotegida, con un sistema de salud mercantil, con bajo presupuesto, con menos de un 60% de las unidades de Atención Primarias requeridas, que de 6,000 unidades, solo se dispone de 1,700, de ahí que menos del 9% asiste a las mismas, porque además no cuentan con las mínimas condiciones para brindar servicios  preventivos de educación y promoción eficientes de alto alcance, de calidad en las mismas comunidades”.

Enfatizó en que el personal de salud está profundamente agotado, enfermando física y emocionalmente, “no son 259 como dice el ministro, son  más de 600 contagios solo de personal de enfermería, que además se han convertido en vías de contagios y receptores del virus para sus familiares y otros pacientes de continuar  en condiciones tan precarias y deplorables”.

Se refirió además a las precariedades en que labora el personal sanitario en los diferentes hospitales, como en el municipal de Bella Vista en Santiago, donde la enfermera de emergencia que trabaja 24 horas, sin alimentación adecuada, ni equipos de protección individual requerido, asiste también al paciente de la sala del COVID, con el mismo traje, guantes y mascarillas.

Denunció que en el Municipal Dr. Ángel Ponce, de Consuelo, en San Pedro de Macorís, el 50% de bioanalista está contagiado y el otro 50% que debiera estar en cuarentena por contacto con pacientes positivos sin la debida protección se mantiene laborando y también más del 20% del personal de enfermería ha sido contagiado, padeciendo otros problemas de salud y son obligadas a trabajar.

“Esa crisis se extiende en menor o mayor cuantía  en todo el país, no es posible que a esta altura de la pandemia, la ciudadanía y el personal de salud sigan desorientados sin saber qué hacer, además expuesta a contagiarse por falta de acceso a la prueba de PCR y cuando lo suelen lograr, entonces deben esperar hasta 15 días los resultados, pero lo peor es que no hay seguimiento a los contagios, aislamiento y el estado de pobreza y hacinamiento impide a la familia asumir el distanciamiento físico en sus hogares, por lo que se deben habilitar más espacios tanto para aislamiento como para ingresos”, dijo.

En este sentido resaltó  que urge la entrega de los hospitales Padre Billini, Ciudad Sanitaria y otros, también es urgente más nombramientos de personal de salud, más camas, “también se debe orientar y entregar el tratamiento junto con los resultados, darles seguimiento  para evitar que se agudice más aún la cadena de contagios”.

ASONAEN demandó además la entrega inmediata de los incentivos por COVID-19, el cual más de un 30% aun no los ha cobrado ningún mes, igualmente lo concerniente al 10% de lo facturado por los seguros médicos, especialmente los del SENASA.

Asimismo destacó que la crisis económica también se ha agudizado con el aumento de todos los servicios básicos,  y la canasta familiar, afectando profundamente al personal de enfermería y toda la clase trabajadora, por lo  que urgen medidas paliativas para compensarlos mínimamente. 

Publicidad
Publicidad
Publicidad