septiembre 18, 2020

Alimentación y nutrición frente la crisis del COVID 19

Dra. Alicia Troncoso

Médico Endocrinóloga

Presidente de la Sociedad Dominicana de Endocrinología y Nutrición

Actualmente no hay una alimentación específica para la infección por el coronavirus.

En general, las pautas de alimentación irán dirigidas a mejorar los síntomas generados por la fiebre y los problemas respiratorios, asegurando una adecuada hidratación.

Es frecuente tener como síntoma del COVID 19, anorexia (falta de apetito), ingesta inadecuada de alimentos y un aumento de la deshidratación asociada a la fiebre, que puede conducir a disminuir la presión arterial.

ES de vital importancia monitorear el consumo de alimentos y agua en todo momento

A continuación se describen 7 recomendaciones clave  en alimentación para toda la población y para las personas afectadas por el COVID 19 con sintomatología leve y/o asintomática:

1.      Mantener una buena hidratación

La hidratación es uno de los pilares más importantes de la alimentación saludable para toda la población, especialmente para las personas mayores.

También es un aspecto importante para las personas con sintomatología del COVID 19 leve que permanecen en la casa, especialmente las que presentan fiebre y síntomas de  tos y secreción nasal. La recomendación de la ingesta de agua debe ser a demanda ( cuando haya sensación de sed) o incluso sin dicha sensación, especialmente en las personas mayores, garantizando al menos 6-8 de vasos de líquido al día, prefiriendo siempre el agua como fuente de hidratación.

También es importante aumentar el consumo de caldos de vegetales, caldos de carne y de pescado (desgrasados), infusiones y té. Una dieta rica en frutas  y hortalizas también contribuye a la ingesta de agua

No se considera como fuente de hidratación habitual los líquidos como jugos de frutas o leche. 

2.      Tomar al menos 5 raciones de frutas y hortalizas al día

Asegurar el consumo de 3 raciones de frutas al día y 2 de hortalizas es un objetivo a cumplir para toda la población y también para las personas con COVID 19 con sintomatología leve en el domicilio.

En caso de que haya dolor de garganta fiebre o falta de apetito es importante realizar  preparaciones fáciles de deglutir como puré o crema de vegetales o presentar la fruta pelada y cortada puede ayudar a incrementar el deseo de consumirlas.

3.Elegir el consumo de productos integrales y legumbres

Los cereales y legumbres son la base de la alimentación balanceada y sana.

Se recomienda elegir cereales integrales de grano entero (pan integral, pasta integral, arroz integral y legumbres guisadas con vegetales.

Dentro de estos no se incluyen los derivados de cereales que incorporan azúcares y grasas como son los de las panaderías y pastelerías. Se deben utilizar en casos excepcionales.

4. Elegir productos lácteos ( leche, yogur, quesos) bajos en grasas preferentemente

Aunque el consumo de lácteos no es indispensable para la salud, la población sedentaria y con otros factores de riesgo para disminuir la masa ósea, hacen necesario la ingesta de estos alimentos, como fuente rica en calcio.

5. Consumo moderado de otros alimentos de origen animal dentro de las recomendaciones saludables

El consumo de carnes (3-4 veces a la semana ), pero máximo una vez a la semana carne roja (vaca, cerdo) pescados (2-3 veces a la semana), huevos (3-4 veces a la semana) y quesos preferiblemente descremados (de hoja, crema o mozzarella) debe realizarse en  el marco de una alimentación saludable, eligiendo preferentemente carnes de aves y las que tienen menos grasas de vaca y cerdo.

Las técnicas de preparación para dichas carnes deben ser a la plancha, salteado, asado o guisado con vegetales y muy poca grasa.

6. Elegir el consumo de frutos secos, semillas y aceite de oliva

7. Evitar los alimentos precocinados y la comida rápida

El consumo de alimentos precocinados y las comidas rápidas (croquetas, pizzas, lasañas, canelones hamburguesa) no están recomendados en general en una alimentación saludable y en particular para los niños de la casa.

La disminución del ejercicio físico y las conductas sedentarias durante la cuarentena y una dieta no sana contribuye a la aparición de enfermedades crónicas.

Las medidas  a tomar son sencillas y baratas.

Como no hay vacuna para el COVID 19,  las medidas de higiene junto con el aislamiento son la mejor VACUNA que hay actualmente.

En ninguna caso la alimentación, por si misma evita o cura la infección por el coronavirus o por cualquier otro virus.

Avatar

Maria Santana

Publicidad
Publicidad
Publicidad