Alimentación saludable en tiempos de Navidad

Por la Asociación Dominicana de Nutricionista-Dietista

En esta fecha navideña, acostumbramos a realizar encuentros con familiares, amigos, compañeros de trabajo, vecinos, entre otros.  En estos encuentros nunca faltan alimentos, lo que hace que aumente la ingesta de calorías, por lo que es importante tratar de controlar los excesos y mantener unos hábitos saludables de alimentación.

Aunque parezca imposible mantener buenos hábitos ante la gran oferta de productos y comidas navideñas, se puede disfrutar estos encuentros sin perder las buenas costumbres.  

A continuación, les ofrecemos unos mensajes claves para tener en cuenta en esta época:

Elegir las opciones más saludables. Lo vemos como normal y atractivo los platos que nos presentan adornados con salsas, cremas, grasosos. Sin embargo, deben prepararse de manera saludable (a la plancha, al vapor o al horno), estas preparaciones constituyen excelentes opciones, y no deben dejarse a un lado durante las Navidades.  También puede preparar platos con vegetales, verduras y aderezados con aceite de oliva, jugos de naranja o limón.

Reducir las grasas saturadas presentes en carnes, embutidos y productos de pastelería. En cambio, es preferible optar por grasas vegetales como las que aportan el aceite de oliva, debido a sus propiedades cardiosaludables. 

Realizar cinco comidas diarias. Desayuno, merienda, almuerzo, merienda y cena. Esta rutina es muy importante porque evita dejar pasar mucho tiempo entre comidas y previene que “piquemos” entre horas.

Moderar las cantidades.  Generalmente las comidas navideñas suelen ser muy abundantes lo que nos proporciona mayor cantidad de calorías, es importante no sobrepasar la ingesta. Si una comida se compone de cuatro platos, coma cantidades moderadas de todos ellos. Es muy difícil ante tan tentadoras ofertas, pero es importante saber que conservar la salud es uno de los mejores propósitos en esta temporada de fin de año. 

Deje de comer antes de sentirse totalmente lleno.  Si ha ingerido una comida muy abundante, en la siguiente es mejor limitar la ingesta y tomar más fruta, verdura y lácteos para compensar. Es importante incluir frutas y verduras, durante las meriendas y los desayunos, ya que el postre habitual de estas fechas no incluye una gran cantidad de este grupo de alimentos. Y además, aumentan las defensas del organismo, gracias a su elevado contenido en vitaminas y minerales.

Aproveche estos días para salir a caminar y hacer actividades físicas con la familia o amigos manteniendo la distancia y medidas de higiene. En invierno, las bajas temperaturas nos incitan a salir menos de casa y a permanecer más tiempo sin movernos. El ambiente festivo de las Navidades nos lleva además a relajarnos respecto a las rutinas de actividad física que solemos practicar el resto del año, precisamente en una época en que se come más de lo normal y el ejercicio es más necesario que nunca para mantener el equilibrio entre ingesta y consumo calórico.

Otras recomendaciones:

Algunas copas de vino o sidra les aumentan la cantidad de sus calorías, debe moderar su consumo.

Hidratarse para mejorar la absorción y evitar mareos por falta de líquidos.

Las comidas usadas el día siguiente deben ser bien calentadas, y bien refrigeradas para evitar su descomposición.

Finalmente, y no menos importante, las medidas de higiene en la manipulación de alimentos no deben faltar.

x
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad