A propósito de las elecciones del CMD, análisis sobre lo generacional y el género

Por la Dra. Santa Fulcar, presidente de la Filial Samaná del Colegio Médico Dominicano

En el día de hoy he querido escribir este artículo para hablar acerca de lo generacional y el género, su incidencia en las próximas elecciones del Colegio Médico Dominicano (CMD).

Vemos con espanto cómo algunos dirigentes fanáticos, realmente conocedores de leyes, intentan descalificar a aquellos candidatos sencillamente porque tengan una edad superior o porque sean masculinos. Y este es un flaco y débil argumento carente de base legal, discriminatorio, clasista, excluyente, segregador, parcializado, antiético, etc.

Tanto los hombres como las mujeres, así como los jóvenes y los adultos mayores la Constitución les brinda el mismo derecho a tener aspiraciones y nadie puede borrar esos derechos. El hecho de que usted sea joven no le otorga el poder hegemónico por encima del adulto mayor, ni viceversa. Así como tampoco el hecho de que usted sea mujer no le da el poder por encima de un hombre ni viceversa.

Yo soy joven y mujer y considero que las cualidades de un candidato no reposan en lo generacional o en el género. Las cualidades que deben adornar y tener un candidato, en este caso para dirigir el CMD son otras. Y estas cualidades son su experiencia, honorabilidad, preparación académica, moral, historia gremial, responsabilidad, defensa a los médicos, etc.

Y es precisamente por estas cualidades que yo como mujer joven las he tomado en consideración para apoyar firmemente al doctor Senén Caba, no porque sea hombre o mujer, o porque sea joven o viejo. Con eso no se busca nada en el CMD ni ningún otro estamento social. Yo estoy apoyando al maestro Senén Caba por su integridad, honestidad, sobrada experiencia al frente del colegio, vasta formación profesional como ex jefe de enseñanzas y coordinador de Residencia de generaciones, etc., y todos sabemos que Senén Caba no se le vende a ningún gobierno. Es un hombre extremadamente íntegro en la defensa del médico dominicano.

Pero hay una cualidad que debo destacar y es su experiencia. La experiencia es un bien que no se compra ni se hereda y en estos momentos de tantas dificultades para el médico dominicano, hoy más que nunca necesitamos de la experiencia que le sobra al doctor Senén Caba. Mucho cuidado con los improvisados. 

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad